Para dementes que conocen la locura estando totalmente cuerdos...

domingo, 29 de noviembre de 2009

....


Cuando decidí desaparecer fue cuando mas convencida estaba de la vida que dejaba a mis espaldas.

Erase una vez una pequeña señorita jugando a ser mayor.
Jugando a jugar con el destino, jugando a jugar con el tiempo.
Jugando a querer jugar un juego sin romper las reglas.
Ella jugaba con el destino. Trató de jugar, hasta que un día se cansó.
El juego dejo de producirle placer. Dejo de sentir. Y sintiendo ya no sentía nada.

Hasta que un dia decidio que su destino no era vivir, sino ser libre. Y fue como un dia tambien, se encontró volando junto a las mariposas, deslizandose entre el viento.


Y ella volvió a ser feliz.


....


Cuando decidí desaparecer fue cuando mas convencida estaba de la vida que dejaba a mis espaldas.

Erase una vez una pequeña señorita jugando a ser mayor.
Jugando a jugar con el destino, jugando a jugar con el tiempo.
Jugando a querer jugar un juego sin romper las reglas.
Ella jugaba con el destino. Trató de jugar, hasta que un día se cansó.
El juego dejo de producirle placer. Dejo de sentir. Y sintiendo ya no sentía nada.

Hasta que un dia decidio que su destino no era vivir, sino ser libre. Y fue como un dia tambien, se encontró volando junto a las mariposas, deslizandose entre el viento.


Y ella volvió a ser feliz.