Para dementes que conocen la locura estando totalmente cuerdos...

lunes, 8 de febrero de 2010

Conversación.


...-Pero dicen que creer de más es casi un pecado.
Algo tan terriblemente patético que es mejor no creer en nadie.
-En nadie?- Preguntó.
-No, en nadie... me refiero a que llega un momento en que eres nada... y nadie.
-Y que es lo que te hace no creer en nadie?-Sus ojos me miraban con la audacia de un investigador que quiere llegar a fondo, al punto de la verdad.

-Bueno pues... no puedes creer en alguien si no crees en ti mismo, por tanto es más fácil mentirte a ti que mentirle al resto del mundo. Es triste cuando llegas al punto en que tu mismo crees tus mentiras.




Conversación.


...-Pero dicen que creer de más es casi un pecado.
Algo tan terriblemente patético que es mejor no creer en nadie.
-En nadie?- Preguntó.
-No, en nadie... me refiero a que llega un momento en que eres nada... y nadie.
-Y que es lo que te hace no creer en nadie?-Sus ojos me miraban con la audacia de un investigador que quiere llegar a fondo, al punto de la verdad.

-Bueno pues... no puedes creer en alguien si no crees en ti mismo, por tanto es más fácil mentirte a ti que mentirle al resto del mundo. Es triste cuando llegas al punto en que tu mismo crees tus mentiras.