Para dementes que conocen la locura estando totalmente cuerdos...

martes, 9 de febrero de 2010

Operación autorescate.


Aveces mis decisiones eran erróneas, y yo lo sabía.Supe que no era perfecta, y que esas decisiones algún día me llevarían a algo catastroficamente malo.Tal vez no sería tan malo, después de todo.Me la pasaba dañando sin intensión.Muchas veces me desperté en medio de la noche, con una sensación de soledad que me asfixiaba y me enmudecía. Además de eso, tengo que remarcar la extraordinaria capacidad que tenía de dañarme a mi misma, y de meterme en problemas.Un problema me llevaba a otro, y ese problema a su vez me metía en diez más.

Con el tiempo, fui tomando prioridades, abandonando metas, luchando por la ley de la supervivencia.llegué al punto de creer que mejorar era una opción, no una regla, de creer que se podía vivir siempre a mediación de todo, siempre sumida en la mediocridad.

La realidad es que estaba caminando, en círculos y con el rumbo perdido.

Entonces decidí encontrarme aunque en el trayecto tuviera que perder un montón de cosas más. Después de todo, los amigos se iban, algunos por decidión propia, algunos más por muerte, enfermedad, situaciones de la vida que una persona no puede controlar. Los amores y amantes iban desapareciendo, uno a uno. Por decición propia, por convicción, por metas, por huir.

Todo y todos se iban, uno a uno. Así que al final de todo solo quedaba yo.

Quería encontrarme, tenía que hacerlo.


Entonces comenzó el día uno de la operación autorescate. El inicio de sepa el cielo cuantos inicios más habría que tomar. había decidido recorrer el camino con valentía, con audacia, con temor... con todo lo que implicaba ser yo.

Porque me había cansado de ser alguien más que nunca fuí.


Cabe señalar que escribo desde la escuela, sentada en el laboratorio de computo, con el frío quemandome la sangre debajo de la piel! D:


Operación autorescate.


Aveces mis decisiones eran erróneas, y yo lo sabía.Supe que no era perfecta, y que esas decisiones algún día me llevarían a algo catastroficamente malo.Tal vez no sería tan malo, después de todo.Me la pasaba dañando sin intensión.Muchas veces me desperté en medio de la noche, con una sensación de soledad que me asfixiaba y me enmudecía. Además de eso, tengo que remarcar la extraordinaria capacidad que tenía de dañarme a mi misma, y de meterme en problemas.Un problema me llevaba a otro, y ese problema a su vez me metía en diez más.

Con el tiempo, fui tomando prioridades, abandonando metas, luchando por la ley de la supervivencia.llegué al punto de creer que mejorar era una opción, no una regla, de creer que se podía vivir siempre a mediación de todo, siempre sumida en la mediocridad.

La realidad es que estaba caminando, en círculos y con el rumbo perdido.

Entonces decidí encontrarme aunque en el trayecto tuviera que perder un montón de cosas más. Después de todo, los amigos se iban, algunos por decidión propia, algunos más por muerte, enfermedad, situaciones de la vida que una persona no puede controlar. Los amores y amantes iban desapareciendo, uno a uno. Por decición propia, por convicción, por metas, por huir.

Todo y todos se iban, uno a uno. Así que al final de todo solo quedaba yo.

Quería encontrarme, tenía que hacerlo.


Entonces comenzó el día uno de la operación autorescate. El inicio de sepa el cielo cuantos inicios más habría que tomar. había decidido recorrer el camino con valentía, con audacia, con temor... con todo lo que implicaba ser yo.

Porque me había cansado de ser alguien más que nunca fuí.


Cabe señalar que escribo desde la escuela, sentada en el laboratorio de computo, con el frío quemandome la sangre debajo de la piel! D: