Para dementes que conocen la locura estando totalmente cuerdos...

martes, 14 de febrero de 2012

14.02.'12.

14 de febrero de 2012.
Querido diario.


Hace años que no me pierdo entre tus páginas. Tengo 20, soy una adulta joven que ha decidido dejar el pasado en el pasado.
Si, sé que muchos piensan que la madurez no se alcanza de un día para otro, pero yo no estoy tan de acuerdo con eso.


Hoy es un día "especial" en el que puedes caminar por la calle y ver miles de globos, chocolates, rosas. Por la madrugada, miles de serenatas se deben estar llevando a cabo en el centro de la ciudad.


Tanta cursilería me da asco.
No, no me creas. Es mi forma de defenderme ante el mundo.
Podría ser perfecto. Sí, me refiero a que un San Valentín contigo lejos de mi no es precisamente lo que había imaginado, pero bueno, es lo que hay.
Sí, sé que no tenemos nombre ni estado. Lo siento, es fácil perderme cuando estás cerca.
Te extraño. Han sido días largos. Sé que suelo ser fastidiosa y demente cuando me enamoro. Sabes que de ti me enamore.
Alguna vez alguien me dijo que leer estas palabras de este espacio es como ver al fondo de mi alma.
Pues bien, ese alguien tenía razón.


No, no quiero ponerle nombre a esto.
No quiero etiquetarnos, no quiero decir que quiero ser el amor de tu existencia.
Te amo por quién eres cuando estás conmigo, por quién eres cuando te vas.
Te amo en despedidas y silencios, te amo en entrevistas y confusiones. Te amo en planicies y entre bosques.
Te amo en sueños. Te amo en clases.
Te amo.


Amo las canciones que tocas silenciosamente. Amo todo de ti.
Tu forma de ser me conquistó, no hoy sino hace algunos años atrás.
Volver a ti una y otra vez me mantiene viva. Y aunque no lo digas, sé que a ti también.
Sé que aunque no lo digas, cada noche miras al cielo y elevas una oración por mi, tal como yo lo hago.
Sé que cada noche, antes de dormir, meditas un momento que estaré haciendo justo a esa hora. Lo sé porque yo lo hago también.




Feliz Día de San Valentín.

And now every February, you'll be my valentine....

14.02.'12.

14 de febrero de 2012.
Querido diario.


Hace años que no me pierdo entre tus páginas. Tengo 20, soy una adulta joven que ha decidido dejar el pasado en el pasado.
Si, sé que muchos piensan que la madurez no se alcanza de un día para otro, pero yo no estoy tan de acuerdo con eso.


Hoy es un día "especial" en el que puedes caminar por la calle y ver miles de globos, chocolates, rosas. Por la madrugada, miles de serenatas se deben estar llevando a cabo en el centro de la ciudad.


Tanta cursilería me da asco.
No, no me creas. Es mi forma de defenderme ante el mundo.
Podría ser perfecto. Sí, me refiero a que un San Valentín contigo lejos de mi no es precisamente lo que había imaginado, pero bueno, es lo que hay.
Sí, sé que no tenemos nombre ni estado. Lo siento, es fácil perderme cuando estás cerca.
Te extraño. Han sido días largos. Sé que suelo ser fastidiosa y demente cuando me enamoro. Sabes que de ti me enamore.
Alguna vez alguien me dijo que leer estas palabras de este espacio es como ver al fondo de mi alma.
Pues bien, ese alguien tenía razón.


No, no quiero ponerle nombre a esto.
No quiero etiquetarnos, no quiero decir que quiero ser el amor de tu existencia.
Te amo por quién eres cuando estás conmigo, por quién eres cuando te vas.
Te amo en despedidas y silencios, te amo en entrevistas y confusiones. Te amo en planicies y entre bosques.
Te amo en sueños. Te amo en clases.
Te amo.


Amo las canciones que tocas silenciosamente. Amo todo de ti.
Tu forma de ser me conquistó, no hoy sino hace algunos años atrás.
Volver a ti una y otra vez me mantiene viva. Y aunque no lo digas, sé que a ti también.
Sé que aunque no lo digas, cada noche miras al cielo y elevas una oración por mi, tal como yo lo hago.
Sé que cada noche, antes de dormir, meditas un momento que estaré haciendo justo a esa hora. Lo sé porque yo lo hago también.




Feliz Día de San Valentín.

And now every February, you'll be my valentine....