Para dementes que conocen la locura estando totalmente cuerdos...

sábado, 3 de noviembre de 2012

Daddy, I miss you.

...Entonces decidí empezar una carta, No podía poner remitentes, direcciones, nombres...  Deseaba mantener su nombre en el anonimato y su dirección me resultaba desconocida. Hubiera deseado saberla.

Solo n e c e s i t a b a  volver a hablarle, aunque en el fondo, muy muy en el fondo de mi corazón sabía que no habría respuesta. Comencé.

Papi:
Desde que no estás, es difícil definir mis días. Soy feliz, sí, pero me faltas tu.
Es difícil. Muy difícil. Es imposible. Es horriblemente espantoso. Es una pesadilla.
Podría seguir numerandote mis adjetivos calificativos, pero como verás ya soy mayor.
La gente (bah, estúpida gente ignorante...) me decía que al crecer el dolor iría desapareciendo. No saben nada.
Sigo extrañándote como esa mañana que desperté y no pude verte dormir a su lado. Fue horrible. Mi llanto? Aún lo recuerdo. Totalmente reprimido en algún rincón de mi corazón vacío, roto... inocente.
Tu ausencia rompió mi corazón mucho antes de que algún idiota estúpido decidiera romperlo. Sabes? Hubiera preferido mil veces la ausencia de esos idiotas estúpidos que lo rompieron, a la tuya.
Hubiera elegido cortarme los dedos con horquillas para la ropa, hubiera preferido ser arrollada por un tren, hubiera elegido donar mi cerebro para experimentos, hubiera hecho cualquier otra cosa, menos tu.
La realidad es que ahora te extraño demasiado, desearía sentirte cerca pero claro, alguien allá arriba decidió no pedir mi opinión, me censuró. 
Pero bueno, no pretendo comenzar campañas de reclamos contra nadie, por mas grande que pueda parecerme ese Ser Supremo. En fin.

Solo quiero recordarte que te extraño, solo deseo que lo sepas. Que extraño tus besos por la noche y cuando me estirabas las mejillas. Cuando me decías -me das un beso? En frente de todos mis tíos.  Te extraño. 

Pero sabes? Me gustaría tener una cita hoy contigo. Podría verte en mis sueños?
Gracias de antemano. Te necesito. Necesito sentirme un poco menos vacía y un poco más sonriente.

Te amo, hombre con la risa de niño. Te extraño hombre con la mirada llena de amor. Te amo, te extraño papá.


With all my heart.
P.


Daddy, I miss you.

...Entonces decidí empezar una carta, No podía poner remitentes, direcciones, nombres...  Deseaba mantener su nombre en el anonimato y su dirección me resultaba desconocida. Hubiera deseado saberla.

Solo n e c e s i t a b a  volver a hablarle, aunque en el fondo, muy muy en el fondo de mi corazón sabía que no habría respuesta. Comencé.

Papi:
Desde que no estás, es difícil definir mis días. Soy feliz, sí, pero me faltas tu.
Es difícil. Muy difícil. Es imposible. Es horriblemente espantoso. Es una pesadilla.
Podría seguir numerandote mis adjetivos calificativos, pero como verás ya soy mayor.
La gente (bah, estúpida gente ignorante...) me decía que al crecer el dolor iría desapareciendo. No saben nada.
Sigo extrañándote como esa mañana que desperté y no pude verte dormir a su lado. Fue horrible. Mi llanto? Aún lo recuerdo. Totalmente reprimido en algún rincón de mi corazón vacío, roto... inocente.
Tu ausencia rompió mi corazón mucho antes de que algún idiota estúpido decidiera romperlo. Sabes? Hubiera preferido mil veces la ausencia de esos idiotas estúpidos que lo rompieron, a la tuya.
Hubiera elegido cortarme los dedos con horquillas para la ropa, hubiera preferido ser arrollada por un tren, hubiera elegido donar mi cerebro para experimentos, hubiera hecho cualquier otra cosa, menos tu.
La realidad es que ahora te extraño demasiado, desearía sentirte cerca pero claro, alguien allá arriba decidió no pedir mi opinión, me censuró. 
Pero bueno, no pretendo comenzar campañas de reclamos contra nadie, por mas grande que pueda parecerme ese Ser Supremo. En fin.

Solo quiero recordarte que te extraño, solo deseo que lo sepas. Que extraño tus besos por la noche y cuando me estirabas las mejillas. Cuando me decías -me das un beso? En frente de todos mis tíos.  Te extraño. 

Pero sabes? Me gustaría tener una cita hoy contigo. Podría verte en mis sueños?
Gracias de antemano. Te necesito. Necesito sentirme un poco menos vacía y un poco más sonriente.

Te amo, hombre con la risa de niño. Te extraño hombre con la mirada llena de amor. Te amo, te extraño papá.


With all my heart.
P.