Para dementes que conocen la locura estando totalmente cuerdos...

miércoles, 29 de diciembre de 2010

Te juro que no es A M O R...

#Pensamiento interno:
No...
No lo es...
No lo era, no lo es, no!




Se podrían decir muchas cosas, pero no era amor. Amor no. El amor no existe. No era amor. Yo no existo. Era cualquier cosa, menos amor.




Despierta. Abre los malditos ojos de una vez... el despertador suena.... el despertador suena, abre los malditos ojos... apagalo.... despierta... abre los malditos ojos - Me repite mi inconsciente vacío, ultrajado, vomitivo, drogado, perdido, iluso... absurdo....Irreal.


Y como si fuera arte de magia... ahí está el. Aún no abro los malditos condenados ojos, pero èl ya esta ahí. tan perfecto... tan mágico...tan irreal... Con su amor perfecto, con sus ilusiones perfectas, con sus frases perfectas.
Seamos sinceros, sabes que valio madre y estas enamoradisimo hasta el asco cuando pasa eso. Cuando despiertas y ahí está él...
O, que me dicen de esas veces en que estás somnoliento en clase, imaginando cada maldito movimiento.... Si... Oh, si... sabes que valió madre cuando cierras los ojos y lo ves... ahí, parado... esperandote, como diciendo -Porque tiene que ser tan dificil?....
O cuando duermes, y antes de hacerlo sabes que simplemente algo te arrastra a pedirle a Dios por el... porque el es todo... Si, el es T O D O.
O cuando haces cualquier cosa, cuando decides algo ''importante'' (tengo 19,que puede ser importante...Ok, si, TODO) y lo haces pensando muchas de las veces en el...
O cuando sueñas un futuro...


Y lo mejor de todo es que no es amor...
Si pienso en ti, si te veo en todos lados, si sueño contigo, si leo tus mensajes una y otra y otra vez (hasta casi saberlos de memoria, para ser sinceros), o si se me pasa el dia pensando en ti, si robas mis sueños y mi aire y mi tiempo y mi imaginacion y mi todo... No te ilusiones, no es amor... No se como se llama.... Jamas lo senti...
Pero no es amor...
Ya no se como se le llama si tu tienes mi corazon...
Pero no es amor... Es cualquier cosa, pero amor no...






Perla, sabes que es amor- Me grita mi mente... me dice mi corazón....



sábado, 25 de diciembre de 2010

Guerra.

Llevate  mis sueños y el universo que se vuelve tan pequeño....



Mis emociones se destrozan.
Se mutilan, se mueren... y todo esto ocurre dentro de mi.
Soy el campo de batalla de un monton de emociones que quieren matarse entre si... y sufro. Y me duele... y quiero calmar esto.
El me dice que si, pero yo siento que no.
El.. todo se resume a el.
Y no se da cuenta, no le pasa por la cabeza el impacto de toda esta guerra sin limites, no entiende, no sabe, no nota... porque yo ya no existo.
Una y otra vez...cayendo... Y no se volar, porque le entregue mis alas, las arranque, sufri, pero son de el...
Y no sabe... no sabe... El no lo sabe.
Nisiquiera mide la intensidad de mis lagrimas, no sabe cuanto pesa esa amargura, ese dolor... El no lo sabe...
Y yo, tan buena mintiendo, tan buena pintando una sonrisa falsa, una mentira en mi cara... mientras dejo que la musica me drogue y lloro... porque ya sangre demasiado, porque se supone que deberia  parar esta guerra... mientras yo sufro... Y el nisiquiera lo sabe...

...

Estado: Random.


La verdad, no hay nada mas jodido que esperar algo que no va a pasar.
Ok, si lo hay. Ilusionarse con algo que no va a pasar....
Fuck....



Propositos de año nuevo:
* 55, primero que nada.... 55 los añoro con todo mi ser! D:
*No enrollarme con situaciones con las que definitivamente NO PUEDO.
*Establecer mi estado emocional, amoroso, familiar, financiero, blablabla....
*Volver a ser yo misma, no importa a quien me lleve de golpe :D. (Es en serio...)
*No reprimirme!
*Ir al gym (jaja esta es clasica, no falta en ninguna lista.)
*Perder el trauma que tengo con peliculas y musica jodidamente emo! ( Bridget Jones Diary: lo que veo right now :'D)
*Recuperar mi vida social! D:
*Crear un videoblog o algo asi... whatever eso llegara solo!
*Pasar el examen de admision en la escuela de musica :'D Definitivamente es lo que mas me gustaria!
*Saturarme tanto de actividades y no tener tiempo para deprimirme :'D jajaja! #WTF?
*Dejar de decir tantas maldiciones en ingles.... Y decir mas en español? OKNOOT!
*Dejar taaaanta ironia :D!
*Decirle a mis familiares que LOSAMO! con todo mi frustrado, ultrajado, confundido y abrumador ser'<3
*Dejar ir las cosas que DEBERIAN estar en el pasado...
*Quitarme el trauma de la palabra ''jodido'' y todas sus variables.
*Deshacerme de lo que NO ME QUIERE EN SU VIDA... fuck! eso duele...
*Volver a escribir como antes <3
*Entrar A COMO DE LUGAR (...jaja) en Idiomas <3
*No irme a ningun p%&/(... extra :)
*Conseguir trabajo... jaja... are you kidding me?
*asjhfukhlaggafa! dejar de hacer eso... (#notamental: lidiar con lo que me JODE todo el tiempo :D)
*Mandar a... (#todas esas personas que NOQIEROENMIVIDA) ... a un lugar lejano y conocido.... Ok, no tengo que decir a donde, imagino que todos lo saben...

*CUMPLIR AUNQUE SEA DOS cosas de mi lista... jajaja fuck fuck fuck y mas fuck!



                                     ...Por Perla... Por que la queremos TAL COMO ES <3' :'D
                                            (De la pelicula Bridget Jones Diary)....
                                                             Si, tengo un problema con esa pelicula Y QUE?

martes, 21 de diciembre de 2010

Sin sentido.

Maldito inconsciente dejame en paz, déjame creerme mi absurda e incomprendida felicidad!!
Deja de mostrarme imagenes inexistentes! Deja de torturarme de esta maldita manera infame, dejame en paz! Deja de
hacerme alusinar, deja de venderme historias de infortunias y males!! 

Tengo ganas de no sentir nada hoy.
Tengo tantos sentimientos dentro de mi, una revolución hormonal o algo parecido. Me refiero a que, mis emociones
pelean arduamente en mi interior, se destrozan, se mutilan dentro de un cuerpo sin vida. 
Estado: Autoproclamado Zombie.
Para resetear, favor de presionar aquí <3.



Maldito inconsciente, maldito....
Por favor, podrias dejar de joderme las neuronas un poco menos a menudo?? 

Gracias.

Solemntemente. Yo.

miércoles, 1 de diciembre de 2010

Remplazo.

Estaba claro: Yo no era ella. Y frente a sus ojos, todo lo que ella hiciera estaba bien. Frente a su dedo que solo sabia juzgar la unica que estaba mal era yo. Claro, debi suponerlo. Las cosas habian sido asi desde que recuerdo que supe que venia en camino. Yo no era ella. Yo no lo era. Y la del error era yo, no ella. Ella era ''perfecta'' (que clase de porquería de concepto tenía ella de perfección?). Y yo no. Era el peón sobrante, la unica pieza que no encabaja en el rompecabezas. Y sinceramente era triste admitirlo, pero era aún más triste vivirlo. Siempre en competencia, pues sabes algo? Tu y tu competencia pueden irse muy lejos. Estoy harta.

sábado, 23 de octubre de 2010

Tiempo.

-Hay que ver como nos va así, solo unos dias....
El habia dicho eso.
Días. Días me sonaba a tiempo.
''Vamos a darnos un tiempo''
Fuck... Lo que él no sabe es que en mi lenguaje terrenal no podía entender la concepción de ''darnos un tiempo''... la odiaba.
Odiaba la frase ''vamos a darnos un tiempo''
Es como terminar suavemente, para que la loca no se altere y no termine en el psiquíatrico.
Here we go again. La historia de mi vida hecha letras: ''Vamos a darnos un tiempo''.
Tiempo: fuck off. Odio el tiempo. Lo odio.

Tomáte todo el tiempo necesario para darte cuenta de que me amas.
                                      Fitté.

viernes, 22 de octubre de 2010

Dolor.

Tenía tantas ganas de verte en mis sueños que mis ojos se cerraban para obligarme a dormir.
Me sentía tan triste que  mis manos se aferraban firmemente a lo poco que quedaba de mí, se aferraban más a tí.
Te extraño tanto...
Con el paso de los años se cree que se aprenderá a vivir con el dolor... bueno, ¿qué se hace cuando olvidé como aprender?
Dímelo un día de estos.
Te amo.
Te extraño.
Pd: Estás cordialmente invitado a mis sueños.

domingo, 10 de octubre de 2010

Sueños y miradas.

Su mirada se posaba dulcemente sobre su cuerpo. Sobre su alma. Sobre su amor.
Ahí estaba ella. Su mujer.
Se pertenecían desde muchos siglos atrás. Desde antes de que el mundo fuera formado, desde que el cielo comenzaba a dar señales de presencia.
Eran dos seres que formaban uno solo. Se amaban.
Sus ojos se posaban sobre ella, de una extraña manera. Ella, totalmente sorprendida se daba cuenta de que nadie nunca la miró de esa manera. Había sido mirada antes, claro, cuando caminaba por la calle sentía esas miradas ansiosas, llenas de deseo, llenas de perversión. Habían mirado su cuerpo muchas veces, más núnca nadie había mirado su alma. Hasta esa noche.

Entonces la magia se hacía presente, cuando notaba algo magnífico en el ambiente: no sería la primera noche. Algo le hacía sentir que esto era algo más. Era el inicio del resto de sus vidas. Porque ella era su mujer. Sólo él le daba la sensación de amor, de comprensión que nunca nadie le dió jamás. Solo él, ese hombre que tenía frente a ella, ese hombre que la miraba de esa forma tan distinta, solo él. Y ahora no había nada más que amarse. Por siempre. Por los siglos de los siglos amén. Algo así había escuchado muchas veces en películas, novelas y cuentos. Y ahora ella era la protagonista de su propia historia.

Ella, que no era perfecta, ella que escribía mientras sus amigos estaban en cualquier discoteca local bailando, o que leía hasta dormir. Que amaba la música clásica y no cualquier clase de movimiento musical novedoso. Esa mujer que soñaba en clase imaginando el gran día.  Y ahora ella había pasado de ser una desconocida a ser quién dormía al lado de este ángel. Nunca nadie le había dicho que clase de milagros pasaban ocasionalmente para que ahora ella tuviera la realidad más hermosa. Y si alguien se lo hubiera dicho probablemente no lo hubíera creído. 
Ella era felíz..
            ... Por el simple hecho de ser su mujer. 

jueves, 16 de septiembre de 2010

Abuelita: Descanza en paz.

Pues así fué...
Ella se ha ido.
Abuelita, descanza en paz. No hay nada mas que decir, digo, para que dar detalles?
Me siento sola, triste, con lágrimas reprimidas en mi interior: la historia de mi vida: represión.
Sola... sin NADIE... que triste.

jueves, 9 de septiembre de 2010

Carta a mis ex amores.


Esto es para ustedes. Esto es para ti, amante insatisfecho, creador de mentiras a las que llamaste promesas. Ladrón de latidos, de suspiros, de noches, de poesías, de canciones y de letras.
Y claro, igualmente, esto va para mí. Amante incomprendida, frustrada, traicionada y traidora. Fiel amor que aguardo por tu desprecio. Olvidada y recordada, amada y olvidada de nuevo.
Esto es por nosotros, que compartimos días, momentos, horas, memorias, alegrías, dolores sonrisas, y por supuesto, también lágrimas.
Por nosotros!
La historia comenzó con un hola. Después vinieron mentiras bellas y realidades subjetivas. No todo fue malo, claro que no. Y es que con cada bella mentira me pintabas una sonrisa en la cara, y con cada realidad subjetiva creábamos recuerdos.
Muchas noches te agradecí, por estar en mi vida, a ti y al cielo, por ponerte en mi existencia, y cuando saliste de ella te maldije y tal vez comencé a desear todos los males existentes para ti. Hurtaste de mis ojos muchas lágrimas que aún continuas debiéndome. Además, como si eso no fuera suficiente, robaste también mis pensamientos, mis sueños y mis letras. Algunas veces también robaste mis maldiciones y malas palabras. No te preocupes, puedes quedarte con ellas, con todo lo que me robaste y que alguna vez fue tuyo. Quédate con ello, ya no me interesa recuperarlas ya que lo esencial contigo lo perdí: mi tiempo. Ahh… nota mental: tampoco me interesa recuperarte a ti.
Pero no pienses que te escribo para pelear. La verdad es que de ti no quiero riñas estúpidas, ni discusiones vacías. Ni siquiera espero una respuesta. Hoy solo quiero agradecerte, pero antes de llegar al agradecimiento me gustaría compartir algo contigo. No, no te preocupes, no te quitará mucho tiempo, es una de esas frases, chucherías que se encuentran por ahí, en ese tipo de libros que sabes que me gusta leer. Son solo dos líneas, solo dos, ¿te parece bien? Ok, ahí van.
“Un día seco, aburrido y azul decidí olvidarte…
                                                           creo que fue hoy.”
                                                                                              
Fité.
                                                           Del libro A todos se nos antoja morir.
Ok, bueno… pasa que… bueno, cuando decidiste irte, en tu lugar dejaste ausencia y una buena porción extra grande de dolor.
¿Sabes algo? Te lloré un par de noches, tal vez tres o cuatro. Pero después me di cuenta de que no tenia caso llorarte si tú estabas con alguien más. Nunca entendí que te llevo a hacer lo que hiciste, pero creo que no solo me lastimaste, no sé, tal vez yo también lo hice… pero ahora no importa, en fín.
Entonces, para llenar mi vacío ( o
tu vacío, mejor dicho) comencé a conocer más gente, salir con más chicos, uno y después otro sin encontrar felicidad realmente, sin encontrarle sentido a una relación que sabía que terminaría mal antes de comenzar, hasta que un día me cansé también de eso.
Pero después apareció él, dándole color a los días que tú volviste grises, devolviéndome la sonrisa que me robaste y que creí perdida. Ahora ocurre que él lleno ese vacío. Y no solo eso, sino que además resulta que es más de lo que tú fuiste jamás. No quiero ofenderte, quiero decir, fuiste importante en su momento, pero me trataste como si yo no lo fuera. Y de pronto llegó él y me mostro caminos que nunca conocí, y me resultó completamente natural ser feliz porque él me lo da todo con el solo hecho de respirar. Su presencia me resulta milagrosa, todo él me parece irreal. Es como la felicidad de esas mentiras… perdón, quise decir cuentos, que tú me contabas, la diferencia es que esto no es un cuento (ni una mentira, por supuesto). Esta es la realidad que vivo ahora. En la cual tú no formas parte.

Y bueno, seguramente debes preguntarte a que se debe todo esto. Pues bien, es aquí donde debo agradecerte. Bueno, no debería hacerlo, después de todo no fue agradable el final que pintaste a nuestra historia, quiero decir, me dolió mucho, pero aún así quiero agradecerte. A ti, y a cada uno de ustedes. Amantes insatisfechos… ladrones de lágrimas… y de sonrisas.
¿Saben? Gracias por hacer todo lo que hicieron, no importa que haya sido. Cada lágrima, cada pelea, cada mentira, todo. Cada dolor que me causaste tuvo un motivo y ahora sé cuál es.
Y ese motivo tiene nombre. Tiene sentimientos. Tiene corazón. Si hubiera sabido que ese era el premio al final del túnel hubiera vivido todo con menos lágrimas y más sonrisas. Porque hubiera vivido eso y más, si él era mi recompensa. Ustedes, que tantas lágrimas robaron, ustedes me enseñaron a amarlo a él, a valorarlo, a cuidarlo, a protegerlo.
Gracias a ustedes. Gracias a . Y por supuesto. Gracias a él.

martes, 10 de agosto de 2010

And she's back.

Había vuelto, y había traido un mar de mentiras, de asco y de perturbación.
Cada vez que tiraba de la cadena del retrete iban restos de mi alma, de mi conciencia y de mi propia perturbacion. Estaba harta y había decidido superarme a mi misma.
Era tiempo, era necesario , ahora esto iba por mí. Ahora el mundo podía esperar. Ahora era yo.

Ella había regresado igua de hermosa y delgada, igual de perfecta. La princesa del hielo. Una princesa...
Cuando era niña siempre había soñado con ser una princesa. Recuerdo que soñaba con todas las tonterías de un castillo, un vestido perfecto, esponjado, brillante, que me ajustara a la perfección mi cuerpo de princesa, con una corona y un princípe. Las cosas, por supuesto, fueron cambiando y comencé a ver el mundo de una forma un poco más adulta, alejada de la fantasía, perdiendo la mágia. Confié en todo, pero al final me cansé de confiar y luchar y caí.

Cuando me levanté, al abrir mis ojos pude percibir que no estaba sola. Había un ángel a mi lado, que me hacía aferrarme firmemente a la vida, aunque no la deseara. Ese ángel extendío sus alas y me protegío de esa bruja maldita con disfraz de princesa. Pero ella seguía esperando cada noche para provocar mis lágrimas, para reír, para gritar y para hacerme sentir como una basura, para recordarme que tarde o temprano iba a caer de nuevo, que éste bienestar era temporal, que ella misma se vería limpiando mis lágrimas mientras me susurraba al oído lo bellos que eran mis huesos...

Pero yo era fuerte... creí serlo... lo soy. Mi fuerza de voluntad es mas fuerte que todo mi mundo. Podría temblar y yo seguiría firmemente aferrada a la vida... por mí... y por mis ángeles.
-Ligera como una pluma...- me susurraba- tan ligera que podrás volar...

domingo, 25 de julio de 2010

Noches


Llueve. Las gotas se deslizan entre mi ventana. En nuestra cama existen restos de nuestra noche anterior, y mientras las emociones se desmoronan entre mis dedos puedo notar tu escencia que sigue impregnada en mi cuerpo, tu olor sigue en mi almohada y nuestra cama muestra signos evidentes de nuestras ganas de amar. Llueve, y aquí, el clima es propicio para extrañarte. Pasan los segundos como si sonrieran ante el hecho de atormentarme con tu partida. Sigo recorriendo nuestra habitación con mi mirada, mientras puedo seguir notando los detalles de nuestra noche. Vuelvo a recordar la manera en que tus labios besaron suavemente la superficie de mi cuerpo, mientras interiormente mis emociones se disparaban como polvora. Me hiciste derretirme para recubrir tu cuerpo y entre mil caricias me hiciste saber que esto era real. Tus manos dibujaron figuras y formas en mi, y pude notar que tal vez sin roce alguno sabias entender mi lenguaje, y una vez mas me encontré mirándote, perdiéndome en ti, en tus formas, en tu silencio… tu maldito silencio sensual, intercambio de miradas, sensualidad de roces… besos…sensualidad… Pero ahora llueve, y tu ausencia me recordaba aquellas noches de amar sin tiempos. Nada existía, porque podía besar tu silencio y… despertar… de pronto despertaba… Y te veía a mi lado, enredado en mi sabana, durmiendo en mi cama, abrazandome mientras me enredaba en tu cuerpo…. Y seguías. Y era como si una extraña adicción nos impidiera parar… Entonces unirnos no dolia tanto y decir adiós era opcional. Pero no importaba, el dolor no se sentía mientras tus manos continuaran en mi cadera, mientras los botones estorbaban y la ansiedad aumentaba. Y era estúpidamente simple amarte. Y sentirte… siempre sintiéndote… Y despertar. Siempre despertando… Dios, tanta sensualidad debería ser pecado… y tanto calor era porque tal vez estábamos en el infierno… Si, tal vez, pero que bien se siente… Y nunca supe tu nombre, porque conoci primero tu cuerpo, y jamás vi tu rostro porque me perdi en tus silencios y a pesar de eso me amaste… y cada noche me hacias sentir amada… y Despertaba… Siempre despertaba.

sábado, 3 de julio de 2010

El daño estaba hecho. Ella me había dado el tiro de gracia.

El daño estaba hecho.

jueves, 1 de julio de 2010

Inocencia.


Y ahora, que fácil era que él me robara el aire.
Digo, es dificíl, pero él llegó, y con la mano en la cintura se lo llevó.

Además de eso, puedo agregar que también se robo mis pensamientos de día y mis sueños de noche, y no conforme con eso también tomó mi rostro entre sus manos y me robó de la manera mas cínica un beso. Ajá, que gran ladrón...

Pocas personas lo hubieran entendido pero mi forma de ver las cosas era siempre de manera inocente. Pero esta vez había algo más. No era solo la manera en que se llevó todo, sino que sucumbió mi mundo, aterrizó en mis pestañas y me invitó a volar de su mano. Me llevo a recorrer caminos que mis ojos jamás habrían visto sin él, y me enseñó a escuchar lo que el mundo me gritaba. Además, usó mi cuerpo y encontró en mí muchas formas que yo jamás pude ver, cada atardecer me enseñaba la forma de hacer magia, y dulcemente besaba mis labios con tanta cautela como sus ansiosas manos le permitían.


Yo por mi parte, estaba entrando en un mundo extraño, pero agradable. Como esos dulces que al principio pican y tienen sabor ácido y despues pruebas el verdadero dulce en sí: una mezcla extraña entre dulce y placentero.
Estaba aprendiendo a lidiar con esto porque mis sentimientos jamás habían tenido tal magnitud. Y me dejaba envolver en sus palabras, en su voz tan lenta y suave, en sus labios sabor perdición que eran como una droga que me administraba lenta y desesperadamente al mismo tiempo. Y yo, en mi perdición, en mi locura, me dejaba envenenar por sus besos, que francamente me convertían en una adicta. Había leído eso, escuchado esa descripción muchas veces antes en libros de poemas y canciones de amor, pero la forma en que él me hizo conocerlo fue diferente.
No hubo estrellas sobre nuestro cielo... nuestro, porque el me lo regaló.
No hubo besos largos e ininterrumpidos, ni montones de flores, ni mucho menos canciones mientras nos bésabamos. Eso pasada en historias y cuentos, y en canciones y poemas.
Pintaba nuestro futuro con gises, y me sonrojaba cada vez que me decía lo que sentía... la forma en que me hacía sentir era como una princesa, pero la forma en que nos sentíamos el uno al otro era de adultos.
Y bueno, aún no quiero crecer... quiero quedarme estancada en esto que siento, y aunque no tengo seis años, sigo siendo infantil e inocente...
Y no quiero crecer... pero con él puedo ser quién soy... mis facetas son entendidas, y me ama, y me desea, y me entiende. Y yo lo sé.


Ya no jugaba con muñecas, ya no jugaba a la comidita, ahora jugaba a robarle besos y pasear de la mano...y todo esto sin crecer... Y después de todo, podría seguir siendo su niña, aunque después fuera su mujer.

sábado, 26 de junio de 2010

Sensual.

Un sábado cualquiera, a una hora cualquiera.
La noche comienza a descender sobre sus cuerpos desnudos, sobre sus ganas de amar.
El tiempo se detiene.
Magia.

La forma en que sus brazos se ciñen a su cintura es simplemente hermosa. La forma en que sus cuerpos embonan perfectamente como dos piezas de rompecabezas. La forma en que sus labios encajan a la perfección en los de él. La forma en que sus corazones laten al mismo compás cadencioso.
Algo tan mágico que pierde sentido, y parece estúpido amar tanto, la ironía de aquellas palabras jamás pronunciadas, las miradas, las manos que se deslizan por sus hombros, los silencios que los dos rompen, la oscuridad que los inunda, la forma en que él la hace sentir protegida, la forma en que ella lo hace sentir amado... La manera en que se pertenencen.
Una escena erótica sin erotismo, una imagen de amor sin miel, una canción sin letra ni acorde... El amor que su piel transpira, algo tan ridiculamente perfecto, cuyo final no estaba escrito.
La manera tan pura en que hacer el amor es más que eso... La sensualidad de sus palabras, que sus labios roban, cada beso, cada caricia, cada noche que ella despertó de sus sueños sintiendo la necesidad de él, de su cuerpo, de sus besos, de su tiempo. La manera en que él la calmó con solo hablarle... los sentimientos.

La forma en que ella sueña despierta, en que ella escribe, en que ella inventa en su imaginación ese momento... un momento que durará toda la vida.
La intensidad de sus palabras... la forma en que sus caricias no solo tocan su cuerpo, sino también su alma. La necesidad casi desesperada que siente hacia él.

La esperanza... todo se resumía a eso... & placer... despúes de todo, amarte es un placer.




lunes, 7 de junio de 2010

Notas...


Y hoy te extraño más que nunca.



Más.


Hoy te necesito conmigo, porfavor no me sueltes.
Hoy siento tanta tristeza que no dudaría en alejarme del mundo entero, no dudaría en volar hacia ti, no dudaría. Hoy tengo miedo. Tengo miedo de mi misma, de lo que pueda hacer en un momento de tristeza como este. Tengo miedo de mi familia, tengo miedo de caras conocidas. Dudo tanto de mi capacidad de supervivencia, porque en este momento te necesito aquí y no haya arriba.
¿Cuando vas a volver? Nunca...

Hoy te necesito más que nunca... más.

sábado, 5 de junio de 2010

Sola.


Ella estaba asustada y cansada.
Había pasado el límite de enojo, de cobardía y de dolor.
Había caminado con cuidado y precaución, siempre buscando tener cuidado para no sufrir.

Muchas veces se había preguntado cómo había terminado dónde ahora estaba, por cuales caminos había andado, que senderos había recorrido.

Ella... tan pequeña, tan frágil, tan asustada y sola, tan sola... tan sola...

Ella solo miraba al cielo pidiendo un milagro, algo que le recordara que seguía viva, que aún había caminos que recorrer, senderos que caminar y miradas que compartir.
Pero la realidad es que ella solo quería gritar lo mucho que sufría, porque constantemente lloraba, constantemente se sentía vacía y defraudada.

Ella caía... nuevamente estaba cayendo, nuevamente se sentía fallida, como una imagen que el televisor no puede proyectar. Como un anuncio pegado en la pared, que sigue ahí, pero la gente pasa y pasa sin mirarlo siquiera. Se sentía olvidada y poco a poco iba cayendo de nuevo.



Ella solo buscaba un milagro, solo esperaba... miraba al cielo como preguntandose cómo fué que es quién ahora era... cómo fué que se fué olvidando, como fué que se fué volviendo invisible...
Ella solo esperaba... en busca de ese ser que un día partió y no iba a volver nunca más, en muchos años, en muchas vidas, en muchas eras... ella solo esperaba estar con él, ella solo quería darse un maldito balazo, aventarse de un maldito puente y no volver jamás...
Ella se siente sola, de nuevo... si, de nuevo, que terrible broma.


Papá, te extraño.

martes, 25 de mayo de 2010

Me vs destino.


Jugaba con el destino sin pensar en las reglas.
Jugaba con el aunque muchas veces el jugó conmigo.
Me manejó de la manera que quiso y me hizo dar los pasos contados, como si fuera un peón de ajedrez. La pieza sobrante, asi era. Muchas veces traté de dejar el juego, pero creo que siempre era mas fácil seguir jugando que dejarme perder…Nunca me gusto perder.
Era como si mis sentidos me gritaran que parará, pero mi sentido común pedía más. Había aprendido a vivir con ello 13 años de mi vida, y ahora que ya tenía la costumbre me era simplemente imposible dejar de jugar.
Jugar… jugar… jugar… perder, ganar, perder, ganar, jugar…después de todo seguir jugando.
En el ajedrez todo era mucho más simple que lo que era la vida real. En el ajedrez si algo me molestaba bastaba con derrumbarlo, aplastarlo, destruirlo y seguir jugando.
La realidad que todos conocemos es que el juego de la vida no es ajedrez, ni poker, ni ninguno de esos nuevos videojuegos del mercado. Nada de peleas, golpes, robos, muertes.
No… más bien era cuestión de creer. Yo creía, en todo, menos en mí, sí, eso es verdad pero aun así creía.
Tenía ilusiones… ese fue siempre el problema de todo. MI capacidad casi mágica de ilusionarme con todo. Era simple ser yo. Eran simples mis tristezas, simples mis enojos, simples mis alegrías, pero todas las disfrute. Amaba los días lluviosos pero me quejaba de la humedad. Amaba los días sin sol pero era friolenta. Amaba a esa persona aunque me dañara constantemente.
Amaba ser yo misma aunque yo misma deseara desaparecer.
Así que pues, quien lea esto sabrá que tengo problemas, si los tengo. Sabrá que conmigo llevo un montón de ideas y memorias que llevaba conmigo, a cuestas. Siempre fue difícil subir con ellas, pero era gratificante ver el ocaso…con ellas.

Entonces creo que después de todo era simple el asunto. Si, simple, igual que todo lo que hacía. Pero aquí seguía y pensaba seguir haciéndolo, no me iba a ir, no me iba a vencer, y una simple (de nuevo) crisis de estrés no me iba a derrumbar.
Es todo, últimamente necesito escribir más de costumbre, porque últimamente siento que no puedo con lo que debería poder y últimamente me siento terriblemente sola. Que más da, es una de esas etapas que varias veces tuve y que siempre pude sobrellevar.
El secreto ahora es que no pensaba martirizarme por eso… alguien que quiero mucho me dijo ‘’No te tomes tan en serio la vida, ya que nadie sale vivo de ella’’.

lunes, 24 de mayo de 2010

Final: Nota de agradecimiento.





La inusualidad de lo no natural tiene el don de convertir en común lo especial de las cosas.



Siempre supe que la igualdad en el mundo no existía.

Me refiero a que todos eran igual de especiales, aunque eso implicara que nadie lo era.

Es por esto que muchas veces me encontré preguntandome en que consistía lo especial de alguien, de algo, de mí.

Y asi que hoy quiero tomar el tiempo de dedicar un pequeño espacio a las personas que hacen especial mi vida.
Mamá, por supuesto, tienes que ser la primera (: Sábes que te amo, que sin tí no sería nada de lo que soy ahora, gracias por seguir aquí. Te amo.
Amigos de psicología: Quién pensaría que en tan poco tiempo llegaríamos a ser lo que ahora somos! Gracias por darle su toque especial al salón en el que probablemente pasaremos los siguientes cuatro años de nuestras vidas. Ahh! Y gracias también por los momentos tan buenos que hemos pasado juntos.
Amigos del msn: Personas que sin conocerme, no yo a ustedes, le dan un toque mágico a mi vida. Dulce, gracias por ser la primera mejor ciberamiga que he tenido, por ser como eres y por regalarme un poquito de tu magia y acercarme al mundo del blog.
Lulú, mi lectora número uno, Y Marlon, el chico que descubrió mi blog yo no sé cómo y no sé porque, Gracias por leerme con tantas ganas como yo, de encontrarme con sus comentarios.
Familiares que desconocen mi historia, mis trastornos y mis complejos, que me consideran simplemente Perla, la nena de la familia, la más chica de los grandes. Un beso, los amo, un montón de bendiciones para ustedes.
Papi, sé que es de locos todo lo que escribo, y sé que te hubiera gustado leerlo. Un gustazo saber que eres tú y nadie más, gracias por seguir aquí aunque el destino y la vida pusieron grandísimas trabas. Gracias por amarme el tiempo que Dios lo permitió y gracias por llevarme siempre de tu mano, Te amo, te extraño.

Y a tí, tu sabes tu nombre, tu apellido y tu escencia. Gracias por estar aquí, gracias por nunca irte.

Pd:No es mi última entrada, notarán que el título dice Final, pero no, no es mi última entrada (: .

sábado, 22 de mayo de 2010

Spanglish.


He's gone
my heart is crying and he's gone.
He let me hurt and crying and now hes gone.

Nothing to say anymore, the words between us aer broken, at the same time like our hearts, now i'm alone, like in the start... always alone, always broken, always lost in my feelings.
------------------------------------------------------------
Hoy todo se ha dicho, hoy todo está hecho, hoy no hay nada.
Vacío.
Me diste felicidad y hoy te la llevas.
Y no solo eso, sino que además te das el lujo de devolverme mi corazón, dañado, roto, aplastado y pisoteado. Gracias, que buen detalle.

Y siempre creí, siempre confíe, siempre traté, pero el problema es que mis sueños dejaron atrás mis realidades, me inundaron tanto que ya no supe que era realidad y que era mentira.
Y hoy he's gone.

Sabés, confiar es bueno, pero hay que elegir en quién confiar.
No me arrepiento, porque me diste buenos sueños, buenas ilusiones y buenas esperanzas, pero querido, era necesario hacerme sufrir? I don't think so...

and you promised never hurt me, sorry, but today is what you're doing... goodbye my almost lover, goodbye my hopeless dream...

viernes, 2 de abril de 2010

Verdades que duelen.


Hoy inicio esto.
Hoy decidí escribir.
Hoy decidí volver.
Hoy ''prometí'' cambiar.
La verdad es que perdí el control.



No tengo porque c e d e r t e
Yo sin ti ya no siento n a d a
Rompeme en cachitos bajo la almohada....


La verdad es que sus palabras dieron en el punto en que debian dar... osea, ese punto al que iban dirigidas: hacerme recapacitar, hacerme recuperar la maldita cabeza...donde estaba? No lo sé.
Hoy es uno de esos días en que te das la libertad de maldecir. Porque hoy fué uno de esos días en que definitivamente nada esta bien. Es uno de esos días en que te gustaría dormir todo el día, no despertar, borrarlo del calendario, arrancar la hoja y quemarla, y despues esas cenizas arrojarlas al retrete y jalar la cadena. ¿Exagerado, cierto? Pues sí.
Hoy es uno de esos días en que palabras de consuelo suenan a maldiciones irónicas.
Es uno de esos días en que dices -puta madre, no quiero saber nada del mundo, al carajo todo.
Hoy es uno de esos días en que permites que esas palabras horribles salgan de tu boca. Hoy es uno de esos días en que alguien llega y con todo el derecho que TU MISMA le diste, te arroja en la cara cualquier clase de basura de sermón. Cosas que tu ya sabes. Verdades que ya conoces, con las que convives diariamente, a las que seduces y te llevas a la cama, solo porque tu maldita soledad te esta ahogando. Y lo peor de todo es que sabes PERFECTO que sola no estás.
Pero no te importa, porque hoy es uno de esos días en que todo te vale madre, en que estás tan harta de todos, harta de tí.
Es uno de esos días en que odias la palabra amor, secuencia, anorexia, comida, miedos, verdades, dolor, muerte, vida, no importan... nada importa, porque es uno de esos días en que decides escuchar música, brincar como loca sobre el colchón de tu cama, vestirte de la manera más ridícula que encuentres, mandar al carajo tus problemas, gritar, reír, vivir... y mandar al carajo (de nuevo) las citas con la psicológa, las pláticas entre amigos, las verdades que duelen...
aquellas, con las que pasivamente haces el amor, porque solo con ellas puedes encontrar el amor que no deseas vivir con nadie más. Solo ellas son capaces de tocarte y causarte tanto dolor, y al mismo tiempo sentirte terriblemente amada.
Porque no te interesa el mundo, ni las putas verdades con las que noche tras noche vas a dormir.
Silencios que te ahogas, nudos en la garganta que no puedes romper, lágrimas que no puedes parar, verdades que no puedes negar... consejos que no escuchas, palabras que asi como entran, igual salen, besos que no sientes, caricias que no existen, amores que se pierden en la distancia... distancia que amas. Hoy es uno de esos días. Un buen día para nacer o morir. Para enterrarte o resucitar. Para mandar al diablo todo y comenzar a vivir, o morir lentamente mientras esas verdades te consumen.
O escribir algo.. esto, por ejemplo. Que aunque no tiene sentido, me acaba de quitar veinte kilos de encima... kilos... ahí vamos de nuevo.

Nota al lector: Una disculpa por el poco sentido que presenta esta entrada. La verdad, no tuve tiempo ni ganas de darle belleza a cada palabra, o de ahorrarme las malas palabras. La verdad esto fué con un fin terapeutico.

domingo, 28 de marzo de 2010

Imaginación. De principes y princesas.




Pacifidad.
Despierto.
Nueve a.m. de un domingo 28 de marzo.


En la calle, puede oirse un niño. Creo que ronda entre los cinco y seis años. Es pequeño.
Imaginación. Es pequeño, delgado y tiene el cabello rubio. Sus ojos son de color café almendra.

Un auto. Puedo escuchar un motor, pareciera que su dueño lo prendió y volvió a casa, dejandolo así con la intensión de que se caliente. Eso creo.

Una voz femenina. Es suave, le habla al pequeño, y descubro que su nombre es Richie. Imaginación. Esa voz es de su madre. Nadie le hablaría con tal suavidad a nadie, más que una madre a un niño.

A lo lejos, se escucha el ruido típico que da a la carretera. Pocos lo saben, pero mi casa esta (demasiado) cerca a la carretera que lleva a sitios encantados, uno de esos sitios es la casa de mi abuela.
Pocos lo saben también, ella vive en un ya no tan pequeño pueblo. Imaginación. En ese pueblo existe magia, es lindo, es antiguo y esta lleno de magia. Dicen que si raspas la tierra de las casas de adobe conseguiras magia pura. Dicen que si te cae una hoja de la plaza estaras consiguiendo magia pura. Dicen que ese pueblo esta encantado.

En dicho pueblo, existe una casa enorme, que parece un castillo. Imaginación. En esa casa algún día vivió una princesa. En la torre más alta vivía un dragón, pero era bueno.

Las nueve.veintiséis a.m. Estoy acostada, con la lap en mis piernas, viendo el mundo entero con solo escucharlo. Imaginación, pronto me levantaré y comenzaré a volar en lugar de caminar. Bajaré las escaleras que me separan del resto de la casa. Vivo en la parte alta, como una princesa encerrada por su madrastra. Yo no tengo madrastra, y mi mamá es buena. Yo la amo. Algún día, mi principe vendrá por mi y ella lo conocerá. Algún día mi principe vendrá y pedirá mi mano, y yo estaré sumida en un sueño terrible, a causa de una bruja malvada llamada ''Ana''.
Y mi principe vendrá y me besará con tal cuidado.... tanto... Imaginación. Siento ese beso.
Lo siento en mis labios.... el toca mi cara, tan pequeña, tan cuidadoso de no romperme. Imaginación. Se da cuenta de que soy tan frágil bajo sus grandes manos.


Imaginación. Despierto. Mi principe no está.... Pero tampoco estoy sumida en un sueño terrible a causa de la bruja malvada. Puedo esperar principe... puedo esperar a que vengas por mí.

sábado, 27 de marzo de 2010

Quiero ser

Quiero ser una palabra serena y clara...

La magia... sobre el escenario no se controla la magia.
No importa si es música o es obra.
No importa si es escenario o escalera.
No importa nada, porque yo estoy sobre él.
Sobre el escenario soy fuego y hielo, sobre el escenario soy testigo de miles de historias que me regala quién me escucha.

Sobre el escenario soy todo o nada.
Prefiero ser nada. Prefiero ser ese silbido que se lleva el viento, tan ligera que puedo enredarme, y hacer el amor con cada una de las ramas de ese árbol que se atrasó y se quedo congelado en el otoño.

Sobre el escenario, siento que puedo llegar al cielo y bajar y subir de nuevo para volver a bajar. Me siento fuerte. Mis miedo se quedan alli, abajo, se quedan sentados, apasibles, a lado de la guitarra, mis miedos se esconden de mi... que ironía! Sobre el escenario mis miedos me temen porque el miedo se va de mi.

A que va todo esto? No es solo un rollo escrito sin más, para hacer más espacio en mi lista de entradas.

Disfruto lo que hago porque hago lo que disfruto (: Es simple!

video


Quiero ser una palabra serena y clara.
Quiero ser un alma libre de madrugada.
Quiero ser una emigrante de tu boca delirante.
De deseos que una noche convertiste en mi dolor...
Amaia Montero.
Quiero ser.

domingo, 21 de marzo de 2010

Echando atrás el tiempo...


Fecha: Domingo 21 de marzo de 2010.
Emocionalmente pacifíca.

Hoy no quiero escribir de nada.
Solo quiero escribir por el placer de hacerlo.
Quiero que mis dedos sientan esa magia y que comienzen a teclear, por inercia, como si algún extraño ente se apoderara de ellos.
Afuera, el día esta soleado pero fresco, algo contradictorio y hermoso. Esto es casi un milagro, porque se predecian días con un frio terrible, pero no importa.

Las estaciones del año pasan rápido, el frio, el calor, las lluvias, todo pasa rápido tambien, pero pasan aún más rápido los días.
Hoy es 21 de marzo, la primavera entró y yo siento que era ayer cuando hacía las compras navideñas, que fué hace unas horas que podía escuchar las doce campanadas, una tras otra, recordandome que un nuevo año había comenzado. Y con ello, vienen los recuerdos de mis promesas: comer bien pero no engordar, escribir, no guardarme nada, aprender francés, dejar las viejas relaciones disfuncionales, aprender a dejar ir el pasado... ¡Dios! ¡Qué rápido ha pasado este tiempo!
Pero contrario al año pasado, me siento totalmente tranquila. He tenido altibajos emocionales, fisicos uff! ni se diga, pero he podido mantenerme al pie de mis promesas.
Afortunadamente, he podido evitar recaer en esa enfermedad que me hizo sufrir... lamentablemente la tentación es mucha.

Pero a pesar de eso, siento dentro de mi una gran tranquilidad, siento paz, siento alegría, lo siento todo. Comienzo a sentir que después de la tormenta SI llega la calma.

Hoy quise escribir sin un tema en especifíco, quise escribir solo por sentir la magia que se apodera de mis dedos, mientras suavemente tecleo una letra, después otra y otra más. Y asi poder ver como mientras escribo, mágicamente voy creando.
Escribí solo por hacerlo, y conseguí algo lindo que publicar.
Un beso a quien sea que me lea, un beso, un montón de bendiciones.

viernes, 12 de marzo de 2010

Placer culposo... pero es placer.

Había cosas que era mejor no saber, así como había cosas que era mejor no decir.

El tiempo seguía pasando, cada día, cada hora, cada minuto y cada segundo.
Han pasado ya dos años. Dos largos años que me prohiben seguir. Y hoy me dí cuenta, hoy pude notar que es lo que estaba mal.
Y no era él, claro que no. No eran sus amigos, no era su familia, no era el ambiente ni el tiempo.
El, por supuesto, había encontrado una manera de seguir adelante, con sus propios castigos y sufrimientos. A su vez, había encontrado un compañero fiel, que según sabía, había logrado permanecer a su lado, intensificando la relación, buscando más de lo que algún día pudo tener conmigo. Lo que le dí no fue suficiente, claro, por eso se había buscado a alguien más, remplazandome como si con su remplazo estuviera quemando mi alma, parte por parte.

Sus amigos había continuado a su lado, pero despues de cierto tiempo terminaron alejandose, así como todos se van. Y un maldito día él se pudo encontrar solo, con su soledad como única compañía. Pero, igual pudo notar que ese compañero seguía a su lado, fortaleciendose, firme como una roca.
Su familia, sus amigos, la gente que el consideraba valiosa, todos fueron cayendo, uno a uno, alejandose, dando importancia a cualquier otra cosa, y así fué como un día el se encontró terriblemente solo.

Mientras todo esto pasaba, yo también pagaba mi parte de errores. Tenía una deuda grandisima con el karma, quién a cada momento me recordaba que había algo que saldar. Y así fué.
Así ha sido desde hace dos años, que han sido los más largos de mi vida.

Pero, al igual que él, un día pude notar que estaba cansandome, estaba harta de ser un recuerdo constante de lo que había perdido.
Esta es una nota a ti.
Tu sabes quién eres, no pretendo mencionarte, porque he olvidado tu nombre, tu dirección y tu cuerpo. He olvidado todo lo que algún día sentí. Todo. Todo se ha ido.


Fui yo quién siempre te impidió irte, fui yo. Así como tu me usaste, igual te usé a ti. Te usé como escudo, como barrera para protejerme. Y cuando me dañaban, fue a ti a quién dañaron. Porque te usé como tu me usaste a mi.
Te usé. Lo hice, y en la misma manera, no me arrepiento de haberlo hecho. Pero como lo dije antes, me harte de usarte. Me harte de adjuntarte a ti todos mis dolores, todas mis penas, todo mi sufrir tenía nombre y ese nombre era el tuyo. Pero me harté, me cansé, me llene de asco hacia ti. Eso es lo que eres: cansancio, aburrimiento, asco, todo esto sazonado con un toque de perversión. Asi fué, asi fué siempre, recuerdas?
Yo puedo recordartelo, porque de alguna extraña manera siempre quiero más de tu veneno, más del asco que me provocas.
Eres mi placer culposo, aquel que vuelve a envolverme en sus alas, asfixiandome, matandome, hiriendome, pero todo con amor.
Tus caricias son golpes, y tu amor es odio.
Esto es lo que eres, es lo que has sido 18 años, toda tu vida siendo esto, tanto tiempo... tanto, que dudo que algún día puedas cambiar.
Y mientras él, tu perfecto compañero de vida, de cama, de pasiones y lujurias... mientras él se va, tu vuelves aquí... a mi, porque sabes que siempre estaré aqui... y no puedo evitar pensar en él, pobre idiota! Ese iluso, que piensa que reteniendo tu cuerpo retiene tu alma... no puedo evitar pensar en él... no puedo! Pobre idiota... si, tan pobre como yo, que vuelvo una y otra vez a tu cuerpo, templo vital de tu amargura.

sábado, 27 de febrero de 2010

Reseña.


El destino me dejaba saber de muchas maneras que iba en la dirección correcta. Pero la máxima señal de que estaba avanzando era mi felicidad. Me sentía llena de vida, totalmente renovada, totalmente feliz. En mi paso por la vida pude encontrarme mucha gente, muchas circunstancias, muchas cosas pasaron y ahora estaba aquí. Tuve que tomar decisiones que me hicieron crecer. Aprendí a correr sin tener que caminar, y cuando tropezé supe que era necesario ir más lento.

Pero ahora todo estaba bien.
En la cabeza tenía neuronas, en los pulmones tenía aire y en todo mi ser tenía vida.
Me sentía feliz.
Porque no todos despiertan día a día. Muchas personas mueren, algunas fisicamente, otras tantas mentalmente, y muchas más mueren sin siquiera saberlo.
Pero algo que iba más allá de todo era el hecho de mi felicidad.
Mucho tiempo creí buscar mi felicidad en algo más, algo externo a mí. Pero un buen día me dí cuenta de que mi tristeza era decición propia. A todos nos pasan cosas drásticas, pero la decición de levantarse es personal. Todos hemos tenido alguna pérdida, no solo muertes, sino pérdidas materiales, espirituales, incluso hay gente que se pierde a sí misma. Yo fuí una de ellas.

Pero no importaba. Ahora estaba aquí. Ahora sentía deseos de hacer todo lo que no hice en esos tres años y medio. Ahora no me arrepentía de cada acto que hacía. Sentía ganas de experimentar, pero no de hacerlo basandome en el plan de "ensayo y error". Estaba decidida a hacer las cosas bien.
Y lo hice.

Tan viva que dá miedo. Con tanto aire en los pulmones como agua en el mar.
Tanto.... tanto que deseaba.
Tanto que lograría.

Vivir no es solo una acción. Vivir es un milagro y cabe señalar que haces el milagro.


domingo, 14 de febrero de 2010

P.S. I love you.

Antes de iniciar: Feliz catorce de Febrero! Para quienes no conocen la tradición mexicana: El catorce de febrero es el día del amor y la amistad. Así que feliz día a todos!
Dicho esto, comenzaré a escribir.



''Hemos compartido momentos preciosos y has hecho de mi vida... has sido mi vida. No tengo nada de lo que arrepentirme, pero yo solo soy un capitulo de tu vida, y habrá muchos más. Conserva nuestros recuerdos, pero, por favor, no tengas miedo de crear otros''
Gerry a Holly
Última carta
P.S. I love you



Muchas veces me encontré dandole vueltas al mismo dolor, dandole forma, recordando, poniendole limón a la herida para que doliera más.
Sazoné este dolor y le sumé muchos otros, pero nunca me dí cuenta de que estaba perdiendo el control de la situación. Nunca lo pensé hasta que apareciste tú.
Y tal vez no seas el único, ni el último.
Tal vez aún nisiquiera existes.
Te conosco tan poco, pero ese poco me ha bastado para quedar deslumbrada. Eres tan especial que cuesta trabajo creer que fui yo quién se encontró con este gran tesoro. Pero así es, la vida dá sorpresas que muchas veces creemos no merecer.
Escribo esto perdida en la ilusión de los amores. Todos tan diferentes y nuevos. Todos tienen algo especial, que podría jurar que no existe un primer amor, porque todos son primeros en algo.
No con todos regalas un primer beso, no con todos regalas un te amo, no con todos entregas tu vida... y no con todos sientes igual.
Así que comienzo a pensar que no existe un primer amor, pero sí en algo estoy de acuerdo es en que el amor sensibiliza, crea, purifica, protege... el amor es todo. Y si el amor no te pone loco, entonces lo siento querido, pero no es amor.
El amor tiene la capacidad de destruirte o renovarte, pero todo está en la capacidad que tengas de permitirte sentirte amado.
Yo estuve perdida mucho tiempo.
Estuve guardando mi corazón en un cofre bajo llave, impidiendo siempre que alguien más llegara a él. Y aquí estoy ahora, dejandome envolver por frases, por situaciones, por circunstancias... por ti. Y debo admitir que tengo miedo, pero sé que tu me haces estar bien. De alguna manera extraña, logras estabilizar mi vida, darle un equilibrio, darle un balance, darle un aquí y ahora.
Y a pesar de eso tengo miedo.
Y estuve perdida... pero tú me ayudaste a encontrarme.

Fotografía tomada en clase de Teorías y sistemas psicologicos. Aburrida y perdiendo el tiempo en algo... creando esta bella imagen (: .

jueves, 11 de febrero de 2010

Im...posible




Muchas veces desee estar tres metros bajo tierra.
Me consumía día a día sin vivir, temerosa de todo...



...Pero un buen día desperte del estado que yo catalogaba como "zombie".
Es gracioso recordarlo...no, en realidad no lo es.
Viví por tres años (y contando...) en una pesadilla autoproclamada.
Recuerdo cuando despertaba totalmente adormecida. Odiaba la sola idea de abrir los ojos y ver el mundo tan igual. Tan lleno de maldad, de sueños rotos, de frustraciones, de nada.
Creo que muchos habran notado que siempre escribo acerca de la nada.Bueno, si lo hago es porque la viví realmente de cerca. Convivía en total pacifidad con ella. Despertaba con ella, me dormía con ella, hacía el amor con ella, porque la nada me hacía sentirme amada en soledad. Amada por nada...por nadie.

Pero un día (un bendito día, debo decir) me cansé de esto.
Me cansé de la nada, porque un día ella se marchó, tal como lo hacía el resto. Entonces me dí cuenta de que yo misma atraía mis desgracias. Pueden llamarle karma, ley de la atracción, pecados o blablabla, catalogarla como cualquier otra cosa en el mundo. Pero me dí cuenta de eso y ahí fue cuando comenzó la magia.
Desperté cansada de mi autoproclamado estado zombie.
Deje de recordar cosas tontas y empezé a maravillarme por el aire que magistralmente entraba por mis pulmones, y que a su paso parecía llevarse cualquier dolor. Y no me refiero a dolor físico, quiero decir que mi alma estaba por fin sanando.
Y aquí estoy. Sigo maravillandome por el milagro de despertar cada mañana.
Sigo maravillandome por el chico que me sonríe de forma coqueta.
Tengo 18 años, por Dios! Me falta vivir....no puedo darme el lujo de vivir sumida en los ayeres (si, "los ayeres"... fueron tantos!)

Y así fue como desperte... y así fue como comenzé a vivir.

Lo imposible no es imposible... es solo dificil de conseguir.

martes, 9 de febrero de 2010

Operación autorescate.


Aveces mis decisiones eran erróneas, y yo lo sabía.Supe que no era perfecta, y que esas decisiones algún día me llevarían a algo catastroficamente malo.Tal vez no sería tan malo, después de todo.Me la pasaba dañando sin intensión.Muchas veces me desperté en medio de la noche, con una sensación de soledad que me asfixiaba y me enmudecía. Además de eso, tengo que remarcar la extraordinaria capacidad que tenía de dañarme a mi misma, y de meterme en problemas.Un problema me llevaba a otro, y ese problema a su vez me metía en diez más.

Con el tiempo, fui tomando prioridades, abandonando metas, luchando por la ley de la supervivencia.llegué al punto de creer que mejorar era una opción, no una regla, de creer que se podía vivir siempre a mediación de todo, siempre sumida en la mediocridad.

La realidad es que estaba caminando, en círculos y con el rumbo perdido.

Entonces decidí encontrarme aunque en el trayecto tuviera que perder un montón de cosas más. Después de todo, los amigos se iban, algunos por decidión propia, algunos más por muerte, enfermedad, situaciones de la vida que una persona no puede controlar. Los amores y amantes iban desapareciendo, uno a uno. Por decición propia, por convicción, por metas, por huir.

Todo y todos se iban, uno a uno. Así que al final de todo solo quedaba yo.

Quería encontrarme, tenía que hacerlo.


Entonces comenzó el día uno de la operación autorescate. El inicio de sepa el cielo cuantos inicios más habría que tomar. había decidido recorrer el camino con valentía, con audacia, con temor... con todo lo que implicaba ser yo.

Porque me había cansado de ser alguien más que nunca fuí.


Cabe señalar que escribo desde la escuela, sentada en el laboratorio de computo, con el frío quemandome la sangre debajo de la piel! D:


lunes, 8 de febrero de 2010

Con la fidelidad de un café.


Las 8.31 pm.
Un Lunes 08 de Febrero.
Las horas pasan lentamente en el silencio de mi habitación.
Mi gran ventana, testigo de mis innumerables días grises, de mis derrumbes y mis reconstrucciones. Es más fácil dar lucha cuando se sabe que la esperanza prevalece.
Esperanza? Había olvidado el significado de esa palabra.
Y no es por que quiera ser negativa, pero como mencioné antes (o mejor dicho, un montón de veces antes), tenía la gran capacidad de meterme en líos amorosos, de romperme, de ser mil, y al final ser yo.
Pero mi ventana era mi gran testigo, quién me vió llorar tu adiós, negar tu perdida y superar tu ausencia.
Era más fácil, porque siempre encontré una manera de sobrellevar el dolor... con otro dolor, si, eso era cierto, pero siempre supe también que encontrar esta manera era solo una forma de disfrazarlo todo. Así que me encontraba con un bonito antifaz, al cual recurría cada que era necesario.
Pero siempre estuve sola. Frente a mi ventana, viviendo lo que venía, luchando lo que venía, superando lo que venía... pero siempre sola.
Sola, con un café. Un café, mi ventana y yo.
Un café en el que aprendí a ahogar cada una de mis pasiones, a dejar ir cada frustración... a sangrar cada dolor. Y cuando lo digo no estoy siendo literal, claro que no. De verdad sucedió todo, y tengo muestras que pueden darle validez a lo que escribo.
Y siempre estuve sola.
Sola con mi único amante. Mi café.

Conversación.


...-Pero dicen que creer de más es casi un pecado.
Algo tan terriblemente patético que es mejor no creer en nadie.
-En nadie?- Preguntó.
-No, en nadie... me refiero a que llega un momento en que eres nada... y nadie.
-Y que es lo que te hace no creer en nadie?-Sus ojos me miraban con la audacia de un investigador que quiere llegar a fondo, al punto de la verdad.

-Bueno pues... no puedes creer en alguien si no crees en ti mismo, por tanto es más fácil mentirte a ti que mentirle al resto del mundo. Es triste cuando llegas al punto en que tu mismo crees tus mentiras.




sábado, 6 de febrero de 2010

Experiencias.


En el silencio de mis noches...
para la frialdad de mis dias, que son tantos.
para la oscuridad de mis noches, que son tantos.
Para mi misma, como recuerdo de lo que es la precaución.


Inicio esto sin saber como iniciar.
Las cosas tienen principio y fin, las situaciones tienen principio y fin.
Muchas cosas tienen principio y fin, pero yo misma no sabía cual era mi principio y fin.
Creo que muchas veces he hablado de algunos de mis traumas, de mis problemas, de las cosas y circunstancias que me han hecho ser quien soy.
Y siempre fui yo. Creí que con ser yo misma bastaría para hacer feliz a alguien, para ser la sonrisa de alguien más. Creí que asi era.
Siempre fuí feliz, cautelosamente. Porque mis traumas me mantenían apartada, alejada comódamente de todo aquello que simulara una amenaza para mi seguridad personal. Y después el amor me hizo caer de nuevo. Fue bueno, lo disfruté hasta el último segundo.
Pero como todo tiene un principio y un fin, me encuentro aquí, instalada comódamente de nuevo en mi soledad. Y es que creo que es más fácil asi, porque sola me es imposible dañar a alguien más que no sea yo misma. Es más fácil dañarme a mi misma y pagar yo misma el precio de los daños. Muchas veces lo he pagado, así que una vez más, no importaba.

Y como leí varias veces, bien dicen que los amores hay que experimentarlos en carne ajena, y los quereres en carne propia.

martes, 19 de enero de 2010

Todo es cuestión de tiempo...



Pasó mucho tiempo antes de que pudiera darme cuenta que dentro de mi habitaba algo más que enojo hacia esa persona que daño mi vida de manera radical. Pasó mucho tiempo antes de que pudiera notar que podría amar de nuevo.

El tiempo pasa y lleva consigo un montón de recuerdos que me hacían evitar amar de nuevo, entregar ese cofre en el que voluntariamente había guardado mi corazón bajo llave para evitar que alguien más lo dañara.
Pero así pasó, el tiempo siguió corriendo y se llevo todo el enojo que había en mi ser.
Podría decirse que el enamoramiento es conocido como una fase de atracción entre dos personas pero esto era algo más que eso.
Esto era el motivo por el que despertaba cada día llena de nuevas ilusiones y anhelos, era la razón por la que soñaba en medio de mis clases, por las que no sentía hambre, ni sueño ni miedo ni nada… solo amor.
Me enamoré como hacía mucho que no lo hacía. Siempre tan cuidadosa, siempre tan delicada, tan pequeña tan débil. Débil porque no podía soportar una desilusión más. Cuidadosa por miedo a que me dañaran como ya lo habían hecho tantas veces antes. Tan pequeña por mis propios miedos.
Pero con él era diferente. El amor era en porciones iguales, ninguno de los dos amaba más que el otro, era como si mi corazón hubiera reconocido en él la otra mitad que siempre había buscado. Es como si tuviera esperanzas de nuevo, como si pudiera hacer todo con solo desearlo. En mi mundo de fantasía, se le llamaba estar enamorado.

viernes, 15 de enero de 2010

El cielo es el límite.


Busqué silencios en mares, y busqué mares en sillones en la esquina de mi habitación y me tope con silencios prolongados donde la imaginación volaba y volaba sin parar.
El cielo es el limite.
Así que si volar con mi imaginación era una opción, definitivamente pensaba tomarla.
Era mucho mejor que perder el tiempo pensando que hubiera sido si nuestro amor no hubiera terminado. Estabas tan lejos de mí...
pero el cielo es el límite!
Podría tocar las nubes, y podría sentir el aire que golpeaba mi cara con tal fiereza que sentía mis mejillas heladas.
Y sentía la sangre que corría por mis venas con tanta vida que daba miedo. Tanto tiempo me dedique a lamentarme por tu perdida, que cuando me dí cuenta te amaba más a ti que a mi misma. Así que decidí volver al inicio de mi vida, donde me amaba más que a nadie y nada. Por lo tanto, creo que considero necesario decirte que me amo más de lo que te amé.
Me amo lo suficiente como para poder mirarte a los ojos y decirte SE ACABÓ. Tal vez aguante muchas cosas, tal vez te amé más de lo que me amé, tal vez no pude contra la distancia, contra las situaciones, contra los pro y contras, pero la realidad es que en mi aquí y ahora tu no existes. En mi aquí y ahora me amo lo suficiente como para decir adiós.

jueves, 14 de enero de 2010

El juego del amor.



















El iba y venía cuando quería, cuando la oportunidad se presentaba, cuando podía.
El iba y venía ilusionandome, jugando un juego cuyas reglas nunca tuve claras.
Así que un día así sin más decidí abandonar el juego.
Había perdido, tu ganaste.
Tú, que tenías a tu disposición mi corazón, y tal vez el de muchas otras más.


Hoy navegando, leía un blog muy bueno de un chico muy fuerte.
Hablaba sobre ella, su amor imposible.
Y recordé tantas cosas.
Y quiero decir que esta nota es para ti. Tú sabes quién eres. Tú sabes donde vives, tú sabes lo que me hiciste. Y no solo hablo del daño, también hablo de las ganancias.
Esto es para ti: quién me enseño que no por amar a alguien puedes obligar a esa persona a que te ame de la misma manera.
Lo siento por no poder dejarte ir...
Cabe señalar que soy prisionera de mi propio juego.
Nunca me gustaron las reglas del juego, el juego del amor es tan raro.
Nunca recibí instrucciones porque nunca encontré un Manual del amor.
Sin embargo aprendí a jugarlo conforme la vida me lo presentaba.
Aprendí la cadencia de besos, la secuencia de abrazos, aprendí las desventajas de la infidelidad y aprendí las etiquetas del amor.
Pero cuando tu llegaste fue como no aprender nada. Todo lo olvidé.
Porque cuando tu llegaste te dí mi corazón y en el iban depositados todos mis conocimientos.
Y ahora que te has ido me he quedado sin ellos, y sin corazón.
así que.. ahora como jugar el juego?

miércoles, 13 de enero de 2010

Realidad.


Piensa en mi mientras tomas tu vuelo de vuelta a tu destino.
Piensa en mi cuando encuentres alguien más, y piensa en el corazón roto que dejaste a tus espaldas.

Volví a creer en que esta cosa funcionaría , creo que me equivoqué otra vez.
Tus motivos no los sé. Pero sé los míos.
Y aunque ahora me encuentre llorando desconsolada, porque el amor se ha ido de nuevo creo que dentro de todo estaba acostumbrada.
Sabía que algún día iba a pasar, en fin, así es esto.
Tuve miedo del amor, tuve miedo de volver a amar y apareciste tú.
Tal vez no soy perfecta pero lo intenté por ti.
Trataba de estar a tus horas, trataba de ser cada maldita cosa que necesitabas.
Y te amé. Perdí el miedo, contigo hice una excepción a mi regla de no amar.
Y la verdad es que me equivoqué.
¿Qué hubiera pasado si no te hubiera amado?
¿Igual habría sufrido?
¿Igual habría llorado?
No sé, no lo creo, no me importa, que más da.
El daño esta hecho.
Y mientes cuando dices que no quisiste dañarme. M I E N T E S porque me ilusionaste a sabiendas de que te irías así sin más.
Estoy harta de amar y no ser correspondida como debe ser. Ese es mi problema: Amar de más, entregarme de más, sentirte de más y dejar que tú seas más que yo.
Así que prefiero que esto quede suspendido por un tiempo.


-> En reparación. Estamos trabajando para darle un mejor servicio.

Te juro que no es A M O R...

#Pensamiento interno:
No...
No lo es...
No lo era, no lo es, no!




Se podrían decir muchas cosas, pero no era amor. Amor no. El amor no existe. No era amor. Yo no existo. Era cualquier cosa, menos amor.




Despierta. Abre los malditos ojos de una vez... el despertador suena.... el despertador suena, abre los malditos ojos... apagalo.... despierta... abre los malditos ojos - Me repite mi inconsciente vacío, ultrajado, vomitivo, drogado, perdido, iluso... absurdo....Irreal.


Y como si fuera arte de magia... ahí está el. Aún no abro los malditos condenados ojos, pero èl ya esta ahí. tan perfecto... tan mágico...tan irreal... Con su amor perfecto, con sus ilusiones perfectas, con sus frases perfectas.
Seamos sinceros, sabes que valio madre y estas enamoradisimo hasta el asco cuando pasa eso. Cuando despiertas y ahí está él...
O, que me dicen de esas veces en que estás somnoliento en clase, imaginando cada maldito movimiento.... Si... Oh, si... sabes que valió madre cuando cierras los ojos y lo ves... ahí, parado... esperandote, como diciendo -Porque tiene que ser tan dificil?....
O cuando duermes, y antes de hacerlo sabes que simplemente algo te arrastra a pedirle a Dios por el... porque el es todo... Si, el es T O D O.
O cuando haces cualquier cosa, cuando decides algo ''importante'' (tengo 19,que puede ser importante...Ok, si, TODO) y lo haces pensando muchas de las veces en el...
O cuando sueñas un futuro...


Y lo mejor de todo es que no es amor...
Si pienso en ti, si te veo en todos lados, si sueño contigo, si leo tus mensajes una y otra y otra vez (hasta casi saberlos de memoria, para ser sinceros), o si se me pasa el dia pensando en ti, si robas mis sueños y mi aire y mi tiempo y mi imaginacion y mi todo... No te ilusiones, no es amor... No se como se llama.... Jamas lo senti...
Pero no es amor...
Ya no se como se le llama si tu tienes mi corazon...
Pero no es amor... Es cualquier cosa, pero amor no...






Perla, sabes que es amor- Me grita mi mente... me dice mi corazón....



Guerra.

Llevate  mis sueños y el universo que se vuelve tan pequeño....



Mis emociones se destrozan.
Se mutilan, se mueren... y todo esto ocurre dentro de mi.
Soy el campo de batalla de un monton de emociones que quieren matarse entre si... y sufro. Y me duele... y quiero calmar esto.
El me dice que si, pero yo siento que no.
El.. todo se resume a el.
Y no se da cuenta, no le pasa por la cabeza el impacto de toda esta guerra sin limites, no entiende, no sabe, no nota... porque yo ya no existo.
Una y otra vez...cayendo... Y no se volar, porque le entregue mis alas, las arranque, sufri, pero son de el...
Y no sabe... no sabe... El no lo sabe.
Nisiquiera mide la intensidad de mis lagrimas, no sabe cuanto pesa esa amargura, ese dolor... El no lo sabe...
Y yo, tan buena mintiendo, tan buena pintando una sonrisa falsa, una mentira en mi cara... mientras dejo que la musica me drogue y lloro... porque ya sangre demasiado, porque se supone que deberia  parar esta guerra... mientras yo sufro... Y el nisiquiera lo sabe...

...

Estado: Random.


La verdad, no hay nada mas jodido que esperar algo que no va a pasar.
Ok, si lo hay. Ilusionarse con algo que no va a pasar....
Fuck....



Propositos de año nuevo:
* 55, primero que nada.... 55 los añoro con todo mi ser! D:
*No enrollarme con situaciones con las que definitivamente NO PUEDO.
*Establecer mi estado emocional, amoroso, familiar, financiero, blablabla....
*Volver a ser yo misma, no importa a quien me lleve de golpe :D. (Es en serio...)
*No reprimirme!
*Ir al gym (jaja esta es clasica, no falta en ninguna lista.)
*Perder el trauma que tengo con peliculas y musica jodidamente emo! ( Bridget Jones Diary: lo que veo right now :'D)
*Recuperar mi vida social! D:
*Crear un videoblog o algo asi... whatever eso llegara solo!
*Pasar el examen de admision en la escuela de musica :'D Definitivamente es lo que mas me gustaria!
*Saturarme tanto de actividades y no tener tiempo para deprimirme :'D jajaja! #WTF?
*Dejar de decir tantas maldiciones en ingles.... Y decir mas en español? OKNOOT!
*Dejar taaaanta ironia :D!
*Decirle a mis familiares que LOSAMO! con todo mi frustrado, ultrajado, confundido y abrumador ser'<3
*Dejar ir las cosas que DEBERIAN estar en el pasado...
*Quitarme el trauma de la palabra ''jodido'' y todas sus variables.
*Deshacerme de lo que NO ME QUIERE EN SU VIDA... fuck! eso duele...
*Volver a escribir como antes <3
*Entrar A COMO DE LUGAR (...jaja) en Idiomas <3
*No irme a ningun p%&/(... extra :)
*Conseguir trabajo... jaja... are you kidding me?
*asjhfukhlaggafa! dejar de hacer eso... (#notamental: lidiar con lo que me JODE todo el tiempo :D)
*Mandar a... (#todas esas personas que NOQIEROENMIVIDA) ... a un lugar lejano y conocido.... Ok, no tengo que decir a donde, imagino que todos lo saben...

*CUMPLIR AUNQUE SEA DOS cosas de mi lista... jajaja fuck fuck fuck y mas fuck!



                                     ...Por Perla... Por que la queremos TAL COMO ES <3' :'D
                                            (De la pelicula Bridget Jones Diary)....
                                                             Si, tengo un problema con esa pelicula Y QUE?

Sin sentido.

Maldito inconsciente dejame en paz, déjame creerme mi absurda e incomprendida felicidad!!
Deja de mostrarme imagenes inexistentes! Deja de torturarme de esta maldita manera infame, dejame en paz! Deja de
hacerme alusinar, deja de venderme historias de infortunias y males!! 

Tengo ganas de no sentir nada hoy.
Tengo tantos sentimientos dentro de mi, una revolución hormonal o algo parecido. Me refiero a que, mis emociones
pelean arduamente en mi interior, se destrozan, se mutilan dentro de un cuerpo sin vida. 
Estado: Autoproclamado Zombie.
Para resetear, favor de presionar aquí <3.



Maldito inconsciente, maldito....
Por favor, podrias dejar de joderme las neuronas un poco menos a menudo?? 

Gracias.

Solemntemente. Yo.

Remplazo.

Estaba claro: Yo no era ella. Y frente a sus ojos, todo lo que ella hiciera estaba bien. Frente a su dedo que solo sabia juzgar la unica que estaba mal era yo. Claro, debi suponerlo. Las cosas habian sido asi desde que recuerdo que supe que venia en camino. Yo no era ella. Yo no lo era. Y la del error era yo, no ella. Ella era ''perfecta'' (que clase de porquería de concepto tenía ella de perfección?). Y yo no. Era el peón sobrante, la unica pieza que no encabaja en el rompecabezas. Y sinceramente era triste admitirlo, pero era aún más triste vivirlo. Siempre en competencia, pues sabes algo? Tu y tu competencia pueden irse muy lejos. Estoy harta.

Tiempo.

-Hay que ver como nos va así, solo unos dias....
El habia dicho eso.
Días. Días me sonaba a tiempo.
''Vamos a darnos un tiempo''
Fuck... Lo que él no sabe es que en mi lenguaje terrenal no podía entender la concepción de ''darnos un tiempo''... la odiaba.
Odiaba la frase ''vamos a darnos un tiempo''
Es como terminar suavemente, para que la loca no se altere y no termine en el psiquíatrico.
Here we go again. La historia de mi vida hecha letras: ''Vamos a darnos un tiempo''.
Tiempo: fuck off. Odio el tiempo. Lo odio.

Tomáte todo el tiempo necesario para darte cuenta de que me amas.
                                      Fitté.

Dolor.

Tenía tantas ganas de verte en mis sueños que mis ojos se cerraban para obligarme a dormir.
Me sentía tan triste que  mis manos se aferraban firmemente a lo poco que quedaba de mí, se aferraban más a tí.
Te extraño tanto...
Con el paso de los años se cree que se aprenderá a vivir con el dolor... bueno, ¿qué se hace cuando olvidé como aprender?
Dímelo un día de estos.
Te amo.
Te extraño.
Pd: Estás cordialmente invitado a mis sueños.

Sueños y miradas.

Su mirada se posaba dulcemente sobre su cuerpo. Sobre su alma. Sobre su amor.
Ahí estaba ella. Su mujer.
Se pertenecían desde muchos siglos atrás. Desde antes de que el mundo fuera formado, desde que el cielo comenzaba a dar señales de presencia.
Eran dos seres que formaban uno solo. Se amaban.
Sus ojos se posaban sobre ella, de una extraña manera. Ella, totalmente sorprendida se daba cuenta de que nadie nunca la miró de esa manera. Había sido mirada antes, claro, cuando caminaba por la calle sentía esas miradas ansiosas, llenas de deseo, llenas de perversión. Habían mirado su cuerpo muchas veces, más núnca nadie había mirado su alma. Hasta esa noche.

Entonces la magia se hacía presente, cuando notaba algo magnífico en el ambiente: no sería la primera noche. Algo le hacía sentir que esto era algo más. Era el inicio del resto de sus vidas. Porque ella era su mujer. Sólo él le daba la sensación de amor, de comprensión que nunca nadie le dió jamás. Solo él, ese hombre que tenía frente a ella, ese hombre que la miraba de esa forma tan distinta, solo él. Y ahora no había nada más que amarse. Por siempre. Por los siglos de los siglos amén. Algo así había escuchado muchas veces en películas, novelas y cuentos. Y ahora ella era la protagonista de su propia historia.

Ella, que no era perfecta, ella que escribía mientras sus amigos estaban en cualquier discoteca local bailando, o que leía hasta dormir. Que amaba la música clásica y no cualquier clase de movimiento musical novedoso. Esa mujer que soñaba en clase imaginando el gran día.  Y ahora ella había pasado de ser una desconocida a ser quién dormía al lado de este ángel. Nunca nadie le había dicho que clase de milagros pasaban ocasionalmente para que ahora ella tuviera la realidad más hermosa. Y si alguien se lo hubiera dicho probablemente no lo hubíera creído. 
Ella era felíz..
            ... Por el simple hecho de ser su mujer. 

Abuelita: Descanza en paz.

Pues así fué...
Ella se ha ido.
Abuelita, descanza en paz. No hay nada mas que decir, digo, para que dar detalles?
Me siento sola, triste, con lágrimas reprimidas en mi interior: la historia de mi vida: represión.
Sola... sin NADIE... que triste.

Carta a mis ex amores.


Esto es para ustedes. Esto es para ti, amante insatisfecho, creador de mentiras a las que llamaste promesas. Ladrón de latidos, de suspiros, de noches, de poesías, de canciones y de letras.
Y claro, igualmente, esto va para mí. Amante incomprendida, frustrada, traicionada y traidora. Fiel amor que aguardo por tu desprecio. Olvidada y recordada, amada y olvidada de nuevo.
Esto es por nosotros, que compartimos días, momentos, horas, memorias, alegrías, dolores sonrisas, y por supuesto, también lágrimas.
Por nosotros!
La historia comenzó con un hola. Después vinieron mentiras bellas y realidades subjetivas. No todo fue malo, claro que no. Y es que con cada bella mentira me pintabas una sonrisa en la cara, y con cada realidad subjetiva creábamos recuerdos.
Muchas noches te agradecí, por estar en mi vida, a ti y al cielo, por ponerte en mi existencia, y cuando saliste de ella te maldije y tal vez comencé a desear todos los males existentes para ti. Hurtaste de mis ojos muchas lágrimas que aún continuas debiéndome. Además, como si eso no fuera suficiente, robaste también mis pensamientos, mis sueños y mis letras. Algunas veces también robaste mis maldiciones y malas palabras. No te preocupes, puedes quedarte con ellas, con todo lo que me robaste y que alguna vez fue tuyo. Quédate con ello, ya no me interesa recuperarlas ya que lo esencial contigo lo perdí: mi tiempo. Ahh… nota mental: tampoco me interesa recuperarte a ti.
Pero no pienses que te escribo para pelear. La verdad es que de ti no quiero riñas estúpidas, ni discusiones vacías. Ni siquiera espero una respuesta. Hoy solo quiero agradecerte, pero antes de llegar al agradecimiento me gustaría compartir algo contigo. No, no te preocupes, no te quitará mucho tiempo, es una de esas frases, chucherías que se encuentran por ahí, en ese tipo de libros que sabes que me gusta leer. Son solo dos líneas, solo dos, ¿te parece bien? Ok, ahí van.
“Un día seco, aburrido y azul decidí olvidarte…
                                                           creo que fue hoy.”
                                                                                              
Fité.
                                                           Del libro A todos se nos antoja morir.
Ok, bueno… pasa que… bueno, cuando decidiste irte, en tu lugar dejaste ausencia y una buena porción extra grande de dolor.
¿Sabes algo? Te lloré un par de noches, tal vez tres o cuatro. Pero después me di cuenta de que no tenia caso llorarte si tú estabas con alguien más. Nunca entendí que te llevo a hacer lo que hiciste, pero creo que no solo me lastimaste, no sé, tal vez yo también lo hice… pero ahora no importa, en fín.
Entonces, para llenar mi vacío ( o
tu vacío, mejor dicho) comencé a conocer más gente, salir con más chicos, uno y después otro sin encontrar felicidad realmente, sin encontrarle sentido a una relación que sabía que terminaría mal antes de comenzar, hasta que un día me cansé también de eso.
Pero después apareció él, dándole color a los días que tú volviste grises, devolviéndome la sonrisa que me robaste y que creí perdida. Ahora ocurre que él lleno ese vacío. Y no solo eso, sino que además resulta que es más de lo que tú fuiste jamás. No quiero ofenderte, quiero decir, fuiste importante en su momento, pero me trataste como si yo no lo fuera. Y de pronto llegó él y me mostro caminos que nunca conocí, y me resultó completamente natural ser feliz porque él me lo da todo con el solo hecho de respirar. Su presencia me resulta milagrosa, todo él me parece irreal. Es como la felicidad de esas mentiras… perdón, quise decir cuentos, que tú me contabas, la diferencia es que esto no es un cuento (ni una mentira, por supuesto). Esta es la realidad que vivo ahora. En la cual tú no formas parte.

Y bueno, seguramente debes preguntarte a que se debe todo esto. Pues bien, es aquí donde debo agradecerte. Bueno, no debería hacerlo, después de todo no fue agradable el final que pintaste a nuestra historia, quiero decir, me dolió mucho, pero aún así quiero agradecerte. A ti, y a cada uno de ustedes. Amantes insatisfechos… ladrones de lágrimas… y de sonrisas.
¿Saben? Gracias por hacer todo lo que hicieron, no importa que haya sido. Cada lágrima, cada pelea, cada mentira, todo. Cada dolor que me causaste tuvo un motivo y ahora sé cuál es.
Y ese motivo tiene nombre. Tiene sentimientos. Tiene corazón. Si hubiera sabido que ese era el premio al final del túnel hubiera vivido todo con menos lágrimas y más sonrisas. Porque hubiera vivido eso y más, si él era mi recompensa. Ustedes, que tantas lágrimas robaron, ustedes me enseñaron a amarlo a él, a valorarlo, a cuidarlo, a protegerlo.
Gracias a ustedes. Gracias a . Y por supuesto. Gracias a él.

And she's back.

Había vuelto, y había traido un mar de mentiras, de asco y de perturbación.
Cada vez que tiraba de la cadena del retrete iban restos de mi alma, de mi conciencia y de mi propia perturbacion. Estaba harta y había decidido superarme a mi misma.
Era tiempo, era necesario , ahora esto iba por mí. Ahora el mundo podía esperar. Ahora era yo.

Ella había regresado igua de hermosa y delgada, igual de perfecta. La princesa del hielo. Una princesa...
Cuando era niña siempre había soñado con ser una princesa. Recuerdo que soñaba con todas las tonterías de un castillo, un vestido perfecto, esponjado, brillante, que me ajustara a la perfección mi cuerpo de princesa, con una corona y un princípe. Las cosas, por supuesto, fueron cambiando y comencé a ver el mundo de una forma un poco más adulta, alejada de la fantasía, perdiendo la mágia. Confié en todo, pero al final me cansé de confiar y luchar y caí.

Cuando me levanté, al abrir mis ojos pude percibir que no estaba sola. Había un ángel a mi lado, que me hacía aferrarme firmemente a la vida, aunque no la deseara. Ese ángel extendío sus alas y me protegío de esa bruja maldita con disfraz de princesa. Pero ella seguía esperando cada noche para provocar mis lágrimas, para reír, para gritar y para hacerme sentir como una basura, para recordarme que tarde o temprano iba a caer de nuevo, que éste bienestar era temporal, que ella misma se vería limpiando mis lágrimas mientras me susurraba al oído lo bellos que eran mis huesos...

Pero yo era fuerte... creí serlo... lo soy. Mi fuerza de voluntad es mas fuerte que todo mi mundo. Podría temblar y yo seguiría firmemente aferrada a la vida... por mí... y por mis ángeles.
-Ligera como una pluma...- me susurraba- tan ligera que podrás volar...

Noches


Llueve. Las gotas se deslizan entre mi ventana. En nuestra cama existen restos de nuestra noche anterior, y mientras las emociones se desmoronan entre mis dedos puedo notar tu escencia que sigue impregnada en mi cuerpo, tu olor sigue en mi almohada y nuestra cama muestra signos evidentes de nuestras ganas de amar. Llueve, y aquí, el clima es propicio para extrañarte. Pasan los segundos como si sonrieran ante el hecho de atormentarme con tu partida. Sigo recorriendo nuestra habitación con mi mirada, mientras puedo seguir notando los detalles de nuestra noche. Vuelvo a recordar la manera en que tus labios besaron suavemente la superficie de mi cuerpo, mientras interiormente mis emociones se disparaban como polvora. Me hiciste derretirme para recubrir tu cuerpo y entre mil caricias me hiciste saber que esto era real. Tus manos dibujaron figuras y formas en mi, y pude notar que tal vez sin roce alguno sabias entender mi lenguaje, y una vez mas me encontré mirándote, perdiéndome en ti, en tus formas, en tu silencio… tu maldito silencio sensual, intercambio de miradas, sensualidad de roces… besos…sensualidad… Pero ahora llueve, y tu ausencia me recordaba aquellas noches de amar sin tiempos. Nada existía, porque podía besar tu silencio y… despertar… de pronto despertaba… Y te veía a mi lado, enredado en mi sabana, durmiendo en mi cama, abrazandome mientras me enredaba en tu cuerpo…. Y seguías. Y era como si una extraña adicción nos impidiera parar… Entonces unirnos no dolia tanto y decir adiós era opcional. Pero no importaba, el dolor no se sentía mientras tus manos continuaran en mi cadera, mientras los botones estorbaban y la ansiedad aumentaba. Y era estúpidamente simple amarte. Y sentirte… siempre sintiéndote… Y despertar. Siempre despertando… Dios, tanta sensualidad debería ser pecado… y tanto calor era porque tal vez estábamos en el infierno… Si, tal vez, pero que bien se siente… Y nunca supe tu nombre, porque conoci primero tu cuerpo, y jamás vi tu rostro porque me perdi en tus silencios y a pesar de eso me amaste… y cada noche me hacias sentir amada… y Despertaba… Siempre despertaba.
El daño estaba hecho. Ella me había dado el tiro de gracia.

El daño estaba hecho.

Inocencia.


Y ahora, que fácil era que él me robara el aire.
Digo, es dificíl, pero él llegó, y con la mano en la cintura se lo llevó.

Además de eso, puedo agregar que también se robo mis pensamientos de día y mis sueños de noche, y no conforme con eso también tomó mi rostro entre sus manos y me robó de la manera mas cínica un beso. Ajá, que gran ladrón...

Pocas personas lo hubieran entendido pero mi forma de ver las cosas era siempre de manera inocente. Pero esta vez había algo más. No era solo la manera en que se llevó todo, sino que sucumbió mi mundo, aterrizó en mis pestañas y me invitó a volar de su mano. Me llevo a recorrer caminos que mis ojos jamás habrían visto sin él, y me enseñó a escuchar lo que el mundo me gritaba. Además, usó mi cuerpo y encontró en mí muchas formas que yo jamás pude ver, cada atardecer me enseñaba la forma de hacer magia, y dulcemente besaba mis labios con tanta cautela como sus ansiosas manos le permitían.


Yo por mi parte, estaba entrando en un mundo extraño, pero agradable. Como esos dulces que al principio pican y tienen sabor ácido y despues pruebas el verdadero dulce en sí: una mezcla extraña entre dulce y placentero.
Estaba aprendiendo a lidiar con esto porque mis sentimientos jamás habían tenido tal magnitud. Y me dejaba envolver en sus palabras, en su voz tan lenta y suave, en sus labios sabor perdición que eran como una droga que me administraba lenta y desesperadamente al mismo tiempo. Y yo, en mi perdición, en mi locura, me dejaba envenenar por sus besos, que francamente me convertían en una adicta. Había leído eso, escuchado esa descripción muchas veces antes en libros de poemas y canciones de amor, pero la forma en que él me hizo conocerlo fue diferente.
No hubo estrellas sobre nuestro cielo... nuestro, porque el me lo regaló.
No hubo besos largos e ininterrumpidos, ni montones de flores, ni mucho menos canciones mientras nos bésabamos. Eso pasada en historias y cuentos, y en canciones y poemas.
Pintaba nuestro futuro con gises, y me sonrojaba cada vez que me decía lo que sentía... la forma en que me hacía sentir era como una princesa, pero la forma en que nos sentíamos el uno al otro era de adultos.
Y bueno, aún no quiero crecer... quiero quedarme estancada en esto que siento, y aunque no tengo seis años, sigo siendo infantil e inocente...
Y no quiero crecer... pero con él puedo ser quién soy... mis facetas son entendidas, y me ama, y me desea, y me entiende. Y yo lo sé.


Ya no jugaba con muñecas, ya no jugaba a la comidita, ahora jugaba a robarle besos y pasear de la mano...y todo esto sin crecer... Y después de todo, podría seguir siendo su niña, aunque después fuera su mujer.

Sensual.

Un sábado cualquiera, a una hora cualquiera.
La noche comienza a descender sobre sus cuerpos desnudos, sobre sus ganas de amar.
El tiempo se detiene.
Magia.

La forma en que sus brazos se ciñen a su cintura es simplemente hermosa. La forma en que sus cuerpos embonan perfectamente como dos piezas de rompecabezas. La forma en que sus labios encajan a la perfección en los de él. La forma en que sus corazones laten al mismo compás cadencioso.
Algo tan mágico que pierde sentido, y parece estúpido amar tanto, la ironía de aquellas palabras jamás pronunciadas, las miradas, las manos que se deslizan por sus hombros, los silencios que los dos rompen, la oscuridad que los inunda, la forma en que él la hace sentir protegida, la forma en que ella lo hace sentir amado... La manera en que se pertenencen.
Una escena erótica sin erotismo, una imagen de amor sin miel, una canción sin letra ni acorde... El amor que su piel transpira, algo tan ridiculamente perfecto, cuyo final no estaba escrito.
La manera tan pura en que hacer el amor es más que eso... La sensualidad de sus palabras, que sus labios roban, cada beso, cada caricia, cada noche que ella despertó de sus sueños sintiendo la necesidad de él, de su cuerpo, de sus besos, de su tiempo. La manera en que él la calmó con solo hablarle... los sentimientos.

La forma en que ella sueña despierta, en que ella escribe, en que ella inventa en su imaginación ese momento... un momento que durará toda la vida.
La intensidad de sus palabras... la forma en que sus caricias no solo tocan su cuerpo, sino también su alma. La necesidad casi desesperada que siente hacia él.

La esperanza... todo se resumía a eso... & placer... despúes de todo, amarte es un placer.




Notas...


Y hoy te extraño más que nunca.



Más.


Hoy te necesito conmigo, porfavor no me sueltes.
Hoy siento tanta tristeza que no dudaría en alejarme del mundo entero, no dudaría en volar hacia ti, no dudaría. Hoy tengo miedo. Tengo miedo de mi misma, de lo que pueda hacer en un momento de tristeza como este. Tengo miedo de mi familia, tengo miedo de caras conocidas. Dudo tanto de mi capacidad de supervivencia, porque en este momento te necesito aquí y no haya arriba.
¿Cuando vas a volver? Nunca...

Hoy te necesito más que nunca... más.

Sola.


Ella estaba asustada y cansada.
Había pasado el límite de enojo, de cobardía y de dolor.
Había caminado con cuidado y precaución, siempre buscando tener cuidado para no sufrir.

Muchas veces se había preguntado cómo había terminado dónde ahora estaba, por cuales caminos había andado, que senderos había recorrido.

Ella... tan pequeña, tan frágil, tan asustada y sola, tan sola... tan sola...

Ella solo miraba al cielo pidiendo un milagro, algo que le recordara que seguía viva, que aún había caminos que recorrer, senderos que caminar y miradas que compartir.
Pero la realidad es que ella solo quería gritar lo mucho que sufría, porque constantemente lloraba, constantemente se sentía vacía y defraudada.

Ella caía... nuevamente estaba cayendo, nuevamente se sentía fallida, como una imagen que el televisor no puede proyectar. Como un anuncio pegado en la pared, que sigue ahí, pero la gente pasa y pasa sin mirarlo siquiera. Se sentía olvidada y poco a poco iba cayendo de nuevo.



Ella solo buscaba un milagro, solo esperaba... miraba al cielo como preguntandose cómo fué que es quién ahora era... cómo fué que se fué olvidando, como fué que se fué volviendo invisible...
Ella solo esperaba... en busca de ese ser que un día partió y no iba a volver nunca más, en muchos años, en muchas vidas, en muchas eras... ella solo esperaba estar con él, ella solo quería darse un maldito balazo, aventarse de un maldito puente y no volver jamás...
Ella se siente sola, de nuevo... si, de nuevo, que terrible broma.


Papá, te extraño.

Me vs destino.


Jugaba con el destino sin pensar en las reglas.
Jugaba con el aunque muchas veces el jugó conmigo.
Me manejó de la manera que quiso y me hizo dar los pasos contados, como si fuera un peón de ajedrez. La pieza sobrante, asi era. Muchas veces traté de dejar el juego, pero creo que siempre era mas fácil seguir jugando que dejarme perder…Nunca me gusto perder.
Era como si mis sentidos me gritaran que parará, pero mi sentido común pedía más. Había aprendido a vivir con ello 13 años de mi vida, y ahora que ya tenía la costumbre me era simplemente imposible dejar de jugar.
Jugar… jugar… jugar… perder, ganar, perder, ganar, jugar…después de todo seguir jugando.
En el ajedrez todo era mucho más simple que lo que era la vida real. En el ajedrez si algo me molestaba bastaba con derrumbarlo, aplastarlo, destruirlo y seguir jugando.
La realidad que todos conocemos es que el juego de la vida no es ajedrez, ni poker, ni ninguno de esos nuevos videojuegos del mercado. Nada de peleas, golpes, robos, muertes.
No… más bien era cuestión de creer. Yo creía, en todo, menos en mí, sí, eso es verdad pero aun así creía.
Tenía ilusiones… ese fue siempre el problema de todo. MI capacidad casi mágica de ilusionarme con todo. Era simple ser yo. Eran simples mis tristezas, simples mis enojos, simples mis alegrías, pero todas las disfrute. Amaba los días lluviosos pero me quejaba de la humedad. Amaba los días sin sol pero era friolenta. Amaba a esa persona aunque me dañara constantemente.
Amaba ser yo misma aunque yo misma deseara desaparecer.
Así que pues, quien lea esto sabrá que tengo problemas, si los tengo. Sabrá que conmigo llevo un montón de ideas y memorias que llevaba conmigo, a cuestas. Siempre fue difícil subir con ellas, pero era gratificante ver el ocaso…con ellas.

Entonces creo que después de todo era simple el asunto. Si, simple, igual que todo lo que hacía. Pero aquí seguía y pensaba seguir haciéndolo, no me iba a ir, no me iba a vencer, y una simple (de nuevo) crisis de estrés no me iba a derrumbar.
Es todo, últimamente necesito escribir más de costumbre, porque últimamente siento que no puedo con lo que debería poder y últimamente me siento terriblemente sola. Que más da, es una de esas etapas que varias veces tuve y que siempre pude sobrellevar.
El secreto ahora es que no pensaba martirizarme por eso… alguien que quiero mucho me dijo ‘’No te tomes tan en serio la vida, ya que nadie sale vivo de ella’’.

Final: Nota de agradecimiento.





La inusualidad de lo no natural tiene el don de convertir en común lo especial de las cosas.



Siempre supe que la igualdad en el mundo no existía.

Me refiero a que todos eran igual de especiales, aunque eso implicara que nadie lo era.

Es por esto que muchas veces me encontré preguntandome en que consistía lo especial de alguien, de algo, de mí.

Y asi que hoy quiero tomar el tiempo de dedicar un pequeño espacio a las personas que hacen especial mi vida.
Mamá, por supuesto, tienes que ser la primera (: Sábes que te amo, que sin tí no sería nada de lo que soy ahora, gracias por seguir aquí. Te amo.
Amigos de psicología: Quién pensaría que en tan poco tiempo llegaríamos a ser lo que ahora somos! Gracias por darle su toque especial al salón en el que probablemente pasaremos los siguientes cuatro años de nuestras vidas. Ahh! Y gracias también por los momentos tan buenos que hemos pasado juntos.
Amigos del msn: Personas que sin conocerme, no yo a ustedes, le dan un toque mágico a mi vida. Dulce, gracias por ser la primera mejor ciberamiga que he tenido, por ser como eres y por regalarme un poquito de tu magia y acercarme al mundo del blog.
Lulú, mi lectora número uno, Y Marlon, el chico que descubrió mi blog yo no sé cómo y no sé porque, Gracias por leerme con tantas ganas como yo, de encontrarme con sus comentarios.
Familiares que desconocen mi historia, mis trastornos y mis complejos, que me consideran simplemente Perla, la nena de la familia, la más chica de los grandes. Un beso, los amo, un montón de bendiciones para ustedes.
Papi, sé que es de locos todo lo que escribo, y sé que te hubiera gustado leerlo. Un gustazo saber que eres tú y nadie más, gracias por seguir aquí aunque el destino y la vida pusieron grandísimas trabas. Gracias por amarme el tiempo que Dios lo permitió y gracias por llevarme siempre de tu mano, Te amo, te extraño.

Y a tí, tu sabes tu nombre, tu apellido y tu escencia. Gracias por estar aquí, gracias por nunca irte.

Pd:No es mi última entrada, notarán que el título dice Final, pero no, no es mi última entrada (: .

Spanglish.


He's gone
my heart is crying and he's gone.
He let me hurt and crying and now hes gone.

Nothing to say anymore, the words between us aer broken, at the same time like our hearts, now i'm alone, like in the start... always alone, always broken, always lost in my feelings.
------------------------------------------------------------
Hoy todo se ha dicho, hoy todo está hecho, hoy no hay nada.
Vacío.
Me diste felicidad y hoy te la llevas.
Y no solo eso, sino que además te das el lujo de devolverme mi corazón, dañado, roto, aplastado y pisoteado. Gracias, que buen detalle.

Y siempre creí, siempre confíe, siempre traté, pero el problema es que mis sueños dejaron atrás mis realidades, me inundaron tanto que ya no supe que era realidad y que era mentira.
Y hoy he's gone.

Sabés, confiar es bueno, pero hay que elegir en quién confiar.
No me arrepiento, porque me diste buenos sueños, buenas ilusiones y buenas esperanzas, pero querido, era necesario hacerme sufrir? I don't think so...

and you promised never hurt me, sorry, but today is what you're doing... goodbye my almost lover, goodbye my hopeless dream...

Verdades que duelen.


Hoy inicio esto.
Hoy decidí escribir.
Hoy decidí volver.
Hoy ''prometí'' cambiar.
La verdad es que perdí el control.



No tengo porque c e d e r t e
Yo sin ti ya no siento n a d a
Rompeme en cachitos bajo la almohada....


La verdad es que sus palabras dieron en el punto en que debian dar... osea, ese punto al que iban dirigidas: hacerme recapacitar, hacerme recuperar la maldita cabeza...donde estaba? No lo sé.
Hoy es uno de esos días en que te das la libertad de maldecir. Porque hoy fué uno de esos días en que definitivamente nada esta bien. Es uno de esos días en que te gustaría dormir todo el día, no despertar, borrarlo del calendario, arrancar la hoja y quemarla, y despues esas cenizas arrojarlas al retrete y jalar la cadena. ¿Exagerado, cierto? Pues sí.
Hoy es uno de esos días en que palabras de consuelo suenan a maldiciones irónicas.
Es uno de esos días en que dices -puta madre, no quiero saber nada del mundo, al carajo todo.
Hoy es uno de esos días en que permites que esas palabras horribles salgan de tu boca. Hoy es uno de esos días en que alguien llega y con todo el derecho que TU MISMA le diste, te arroja en la cara cualquier clase de basura de sermón. Cosas que tu ya sabes. Verdades que ya conoces, con las que convives diariamente, a las que seduces y te llevas a la cama, solo porque tu maldita soledad te esta ahogando. Y lo peor de todo es que sabes PERFECTO que sola no estás.
Pero no te importa, porque hoy es uno de esos días en que todo te vale madre, en que estás tan harta de todos, harta de tí.
Es uno de esos días en que odias la palabra amor, secuencia, anorexia, comida, miedos, verdades, dolor, muerte, vida, no importan... nada importa, porque es uno de esos días en que decides escuchar música, brincar como loca sobre el colchón de tu cama, vestirte de la manera más ridícula que encuentres, mandar al carajo tus problemas, gritar, reír, vivir... y mandar al carajo (de nuevo) las citas con la psicológa, las pláticas entre amigos, las verdades que duelen...
aquellas, con las que pasivamente haces el amor, porque solo con ellas puedes encontrar el amor que no deseas vivir con nadie más. Solo ellas son capaces de tocarte y causarte tanto dolor, y al mismo tiempo sentirte terriblemente amada.
Porque no te interesa el mundo, ni las putas verdades con las que noche tras noche vas a dormir.
Silencios que te ahogas, nudos en la garganta que no puedes romper, lágrimas que no puedes parar, verdades que no puedes negar... consejos que no escuchas, palabras que asi como entran, igual salen, besos que no sientes, caricias que no existen, amores que se pierden en la distancia... distancia que amas. Hoy es uno de esos días. Un buen día para nacer o morir. Para enterrarte o resucitar. Para mandar al diablo todo y comenzar a vivir, o morir lentamente mientras esas verdades te consumen.
O escribir algo.. esto, por ejemplo. Que aunque no tiene sentido, me acaba de quitar veinte kilos de encima... kilos... ahí vamos de nuevo.

Nota al lector: Una disculpa por el poco sentido que presenta esta entrada. La verdad, no tuve tiempo ni ganas de darle belleza a cada palabra, o de ahorrarme las malas palabras. La verdad esto fué con un fin terapeutico.

Imaginación. De principes y princesas.




Pacifidad.
Despierto.
Nueve a.m. de un domingo 28 de marzo.


En la calle, puede oirse un niño. Creo que ronda entre los cinco y seis años. Es pequeño.
Imaginación. Es pequeño, delgado y tiene el cabello rubio. Sus ojos son de color café almendra.

Un auto. Puedo escuchar un motor, pareciera que su dueño lo prendió y volvió a casa, dejandolo así con la intensión de que se caliente. Eso creo.

Una voz femenina. Es suave, le habla al pequeño, y descubro que su nombre es Richie. Imaginación. Esa voz es de su madre. Nadie le hablaría con tal suavidad a nadie, más que una madre a un niño.

A lo lejos, se escucha el ruido típico que da a la carretera. Pocos lo saben, pero mi casa esta (demasiado) cerca a la carretera que lleva a sitios encantados, uno de esos sitios es la casa de mi abuela.
Pocos lo saben también, ella vive en un ya no tan pequeño pueblo. Imaginación. En ese pueblo existe magia, es lindo, es antiguo y esta lleno de magia. Dicen que si raspas la tierra de las casas de adobe conseguiras magia pura. Dicen que si te cae una hoja de la plaza estaras consiguiendo magia pura. Dicen que ese pueblo esta encantado.

En dicho pueblo, existe una casa enorme, que parece un castillo. Imaginación. En esa casa algún día vivió una princesa. En la torre más alta vivía un dragón, pero era bueno.

Las nueve.veintiséis a.m. Estoy acostada, con la lap en mis piernas, viendo el mundo entero con solo escucharlo. Imaginación, pronto me levantaré y comenzaré a volar en lugar de caminar. Bajaré las escaleras que me separan del resto de la casa. Vivo en la parte alta, como una princesa encerrada por su madrastra. Yo no tengo madrastra, y mi mamá es buena. Yo la amo. Algún día, mi principe vendrá por mi y ella lo conocerá. Algún día mi principe vendrá y pedirá mi mano, y yo estaré sumida en un sueño terrible, a causa de una bruja malvada llamada ''Ana''.
Y mi principe vendrá y me besará con tal cuidado.... tanto... Imaginación. Siento ese beso.
Lo siento en mis labios.... el toca mi cara, tan pequeña, tan cuidadoso de no romperme. Imaginación. Se da cuenta de que soy tan frágil bajo sus grandes manos.


Imaginación. Despierto. Mi principe no está.... Pero tampoco estoy sumida en un sueño terrible a causa de la bruja malvada. Puedo esperar principe... puedo esperar a que vengas por mí.

Quiero ser

Quiero ser una palabra serena y clara...

La magia... sobre el escenario no se controla la magia.
No importa si es música o es obra.
No importa si es escenario o escalera.
No importa nada, porque yo estoy sobre él.
Sobre el escenario soy fuego y hielo, sobre el escenario soy testigo de miles de historias que me regala quién me escucha.

Sobre el escenario soy todo o nada.
Prefiero ser nada. Prefiero ser ese silbido que se lleva el viento, tan ligera que puedo enredarme, y hacer el amor con cada una de las ramas de ese árbol que se atrasó y se quedo congelado en el otoño.

Sobre el escenario, siento que puedo llegar al cielo y bajar y subir de nuevo para volver a bajar. Me siento fuerte. Mis miedo se quedan alli, abajo, se quedan sentados, apasibles, a lado de la guitarra, mis miedos se esconden de mi... que ironía! Sobre el escenario mis miedos me temen porque el miedo se va de mi.

A que va todo esto? No es solo un rollo escrito sin más, para hacer más espacio en mi lista de entradas.

Disfruto lo que hago porque hago lo que disfruto (: Es simple!

video


Quiero ser una palabra serena y clara.
Quiero ser un alma libre de madrugada.
Quiero ser una emigrante de tu boca delirante.
De deseos que una noche convertiste en mi dolor...
Amaia Montero.
Quiero ser.

Echando atrás el tiempo...


Fecha: Domingo 21 de marzo de 2010.
Emocionalmente pacifíca.

Hoy no quiero escribir de nada.
Solo quiero escribir por el placer de hacerlo.
Quiero que mis dedos sientan esa magia y que comienzen a teclear, por inercia, como si algún extraño ente se apoderara de ellos.
Afuera, el día esta soleado pero fresco, algo contradictorio y hermoso. Esto es casi un milagro, porque se predecian días con un frio terrible, pero no importa.

Las estaciones del año pasan rápido, el frio, el calor, las lluvias, todo pasa rápido tambien, pero pasan aún más rápido los días.
Hoy es 21 de marzo, la primavera entró y yo siento que era ayer cuando hacía las compras navideñas, que fué hace unas horas que podía escuchar las doce campanadas, una tras otra, recordandome que un nuevo año había comenzado. Y con ello, vienen los recuerdos de mis promesas: comer bien pero no engordar, escribir, no guardarme nada, aprender francés, dejar las viejas relaciones disfuncionales, aprender a dejar ir el pasado... ¡Dios! ¡Qué rápido ha pasado este tiempo!
Pero contrario al año pasado, me siento totalmente tranquila. He tenido altibajos emocionales, fisicos uff! ni se diga, pero he podido mantenerme al pie de mis promesas.
Afortunadamente, he podido evitar recaer en esa enfermedad que me hizo sufrir... lamentablemente la tentación es mucha.

Pero a pesar de eso, siento dentro de mi una gran tranquilidad, siento paz, siento alegría, lo siento todo. Comienzo a sentir que después de la tormenta SI llega la calma.

Hoy quise escribir sin un tema en especifíco, quise escribir solo por sentir la magia que se apodera de mis dedos, mientras suavemente tecleo una letra, después otra y otra más. Y asi poder ver como mientras escribo, mágicamente voy creando.
Escribí solo por hacerlo, y conseguí algo lindo que publicar.
Un beso a quien sea que me lea, un beso, un montón de bendiciones.

Placer culposo... pero es placer.

Había cosas que era mejor no saber, así como había cosas que era mejor no decir.

El tiempo seguía pasando, cada día, cada hora, cada minuto y cada segundo.
Han pasado ya dos años. Dos largos años que me prohiben seguir. Y hoy me dí cuenta, hoy pude notar que es lo que estaba mal.
Y no era él, claro que no. No eran sus amigos, no era su familia, no era el ambiente ni el tiempo.
El, por supuesto, había encontrado una manera de seguir adelante, con sus propios castigos y sufrimientos. A su vez, había encontrado un compañero fiel, que según sabía, había logrado permanecer a su lado, intensificando la relación, buscando más de lo que algún día pudo tener conmigo. Lo que le dí no fue suficiente, claro, por eso se había buscado a alguien más, remplazandome como si con su remplazo estuviera quemando mi alma, parte por parte.

Sus amigos había continuado a su lado, pero despues de cierto tiempo terminaron alejandose, así como todos se van. Y un maldito día él se pudo encontrar solo, con su soledad como única compañía. Pero, igual pudo notar que ese compañero seguía a su lado, fortaleciendose, firme como una roca.
Su familia, sus amigos, la gente que el consideraba valiosa, todos fueron cayendo, uno a uno, alejandose, dando importancia a cualquier otra cosa, y así fué como un día el se encontró terriblemente solo.

Mientras todo esto pasaba, yo también pagaba mi parte de errores. Tenía una deuda grandisima con el karma, quién a cada momento me recordaba que había algo que saldar. Y así fué.
Así ha sido desde hace dos años, que han sido los más largos de mi vida.

Pero, al igual que él, un día pude notar que estaba cansandome, estaba harta de ser un recuerdo constante de lo que había perdido.
Esta es una nota a ti.
Tu sabes quién eres, no pretendo mencionarte, porque he olvidado tu nombre, tu dirección y tu cuerpo. He olvidado todo lo que algún día sentí. Todo. Todo se ha ido.


Fui yo quién siempre te impidió irte, fui yo. Así como tu me usaste, igual te usé a ti. Te usé como escudo, como barrera para protejerme. Y cuando me dañaban, fue a ti a quién dañaron. Porque te usé como tu me usaste a mi.
Te usé. Lo hice, y en la misma manera, no me arrepiento de haberlo hecho. Pero como lo dije antes, me harte de usarte. Me harte de adjuntarte a ti todos mis dolores, todas mis penas, todo mi sufrir tenía nombre y ese nombre era el tuyo. Pero me harté, me cansé, me llene de asco hacia ti. Eso es lo que eres: cansancio, aburrimiento, asco, todo esto sazonado con un toque de perversión. Asi fué, asi fué siempre, recuerdas?
Yo puedo recordartelo, porque de alguna extraña manera siempre quiero más de tu veneno, más del asco que me provocas.
Eres mi placer culposo, aquel que vuelve a envolverme en sus alas, asfixiandome, matandome, hiriendome, pero todo con amor.
Tus caricias son golpes, y tu amor es odio.
Esto es lo que eres, es lo que has sido 18 años, toda tu vida siendo esto, tanto tiempo... tanto, que dudo que algún día puedas cambiar.
Y mientras él, tu perfecto compañero de vida, de cama, de pasiones y lujurias... mientras él se va, tu vuelves aquí... a mi, porque sabes que siempre estaré aqui... y no puedo evitar pensar en él, pobre idiota! Ese iluso, que piensa que reteniendo tu cuerpo retiene tu alma... no puedo evitar pensar en él... no puedo! Pobre idiota... si, tan pobre como yo, que vuelvo una y otra vez a tu cuerpo, templo vital de tu amargura.

Reseña.


El destino me dejaba saber de muchas maneras que iba en la dirección correcta. Pero la máxima señal de que estaba avanzando era mi felicidad. Me sentía llena de vida, totalmente renovada, totalmente feliz. En mi paso por la vida pude encontrarme mucha gente, muchas circunstancias, muchas cosas pasaron y ahora estaba aquí. Tuve que tomar decisiones que me hicieron crecer. Aprendí a correr sin tener que caminar, y cuando tropezé supe que era necesario ir más lento.

Pero ahora todo estaba bien.
En la cabeza tenía neuronas, en los pulmones tenía aire y en todo mi ser tenía vida.
Me sentía feliz.
Porque no todos despiertan día a día. Muchas personas mueren, algunas fisicamente, otras tantas mentalmente, y muchas más mueren sin siquiera saberlo.
Pero algo que iba más allá de todo era el hecho de mi felicidad.
Mucho tiempo creí buscar mi felicidad en algo más, algo externo a mí. Pero un buen día me dí cuenta de que mi tristeza era decición propia. A todos nos pasan cosas drásticas, pero la decición de levantarse es personal. Todos hemos tenido alguna pérdida, no solo muertes, sino pérdidas materiales, espirituales, incluso hay gente que se pierde a sí misma. Yo fuí una de ellas.

Pero no importaba. Ahora estaba aquí. Ahora sentía deseos de hacer todo lo que no hice en esos tres años y medio. Ahora no me arrepentía de cada acto que hacía. Sentía ganas de experimentar, pero no de hacerlo basandome en el plan de "ensayo y error". Estaba decidida a hacer las cosas bien.
Y lo hice.

Tan viva que dá miedo. Con tanto aire en los pulmones como agua en el mar.
Tanto.... tanto que deseaba.
Tanto que lograría.

Vivir no es solo una acción. Vivir es un milagro y cabe señalar que haces el milagro.


P.S. I love you.

Antes de iniciar: Feliz catorce de Febrero! Para quienes no conocen la tradición mexicana: El catorce de febrero es el día del amor y la amistad. Así que feliz día a todos!
Dicho esto, comenzaré a escribir.



''Hemos compartido momentos preciosos y has hecho de mi vida... has sido mi vida. No tengo nada de lo que arrepentirme, pero yo solo soy un capitulo de tu vida, y habrá muchos más. Conserva nuestros recuerdos, pero, por favor, no tengas miedo de crear otros''
Gerry a Holly
Última carta
P.S. I love you



Muchas veces me encontré dandole vueltas al mismo dolor, dandole forma, recordando, poniendole limón a la herida para que doliera más.
Sazoné este dolor y le sumé muchos otros, pero nunca me dí cuenta de que estaba perdiendo el control de la situación. Nunca lo pensé hasta que apareciste tú.
Y tal vez no seas el único, ni el último.
Tal vez aún nisiquiera existes.
Te conosco tan poco, pero ese poco me ha bastado para quedar deslumbrada. Eres tan especial que cuesta trabajo creer que fui yo quién se encontró con este gran tesoro. Pero así es, la vida dá sorpresas que muchas veces creemos no merecer.
Escribo esto perdida en la ilusión de los amores. Todos tan diferentes y nuevos. Todos tienen algo especial, que podría jurar que no existe un primer amor, porque todos son primeros en algo.
No con todos regalas un primer beso, no con todos regalas un te amo, no con todos entregas tu vida... y no con todos sientes igual.
Así que comienzo a pensar que no existe un primer amor, pero sí en algo estoy de acuerdo es en que el amor sensibiliza, crea, purifica, protege... el amor es todo. Y si el amor no te pone loco, entonces lo siento querido, pero no es amor.
El amor tiene la capacidad de destruirte o renovarte, pero todo está en la capacidad que tengas de permitirte sentirte amado.
Yo estuve perdida mucho tiempo.
Estuve guardando mi corazón en un cofre bajo llave, impidiendo siempre que alguien más llegara a él. Y aquí estoy ahora, dejandome envolver por frases, por situaciones, por circunstancias... por ti. Y debo admitir que tengo miedo, pero sé que tu me haces estar bien. De alguna manera extraña, logras estabilizar mi vida, darle un equilibrio, darle un balance, darle un aquí y ahora.
Y a pesar de eso tengo miedo.
Y estuve perdida... pero tú me ayudaste a encontrarme.

Fotografía tomada en clase de Teorías y sistemas psicologicos. Aburrida y perdiendo el tiempo en algo... creando esta bella imagen (: .

Im...posible




Muchas veces desee estar tres metros bajo tierra.
Me consumía día a día sin vivir, temerosa de todo...



...Pero un buen día desperte del estado que yo catalogaba como "zombie".
Es gracioso recordarlo...no, en realidad no lo es.
Viví por tres años (y contando...) en una pesadilla autoproclamada.
Recuerdo cuando despertaba totalmente adormecida. Odiaba la sola idea de abrir los ojos y ver el mundo tan igual. Tan lleno de maldad, de sueños rotos, de frustraciones, de nada.
Creo que muchos habran notado que siempre escribo acerca de la nada.Bueno, si lo hago es porque la viví realmente de cerca. Convivía en total pacifidad con ella. Despertaba con ella, me dormía con ella, hacía el amor con ella, porque la nada me hacía sentirme amada en soledad. Amada por nada...por nadie.

Pero un día (un bendito día, debo decir) me cansé de esto.
Me cansé de la nada, porque un día ella se marchó, tal como lo hacía el resto. Entonces me dí cuenta de que yo misma atraía mis desgracias. Pueden llamarle karma, ley de la atracción, pecados o blablabla, catalogarla como cualquier otra cosa en el mundo. Pero me dí cuenta de eso y ahí fue cuando comenzó la magia.
Desperté cansada de mi autoproclamado estado zombie.
Deje de recordar cosas tontas y empezé a maravillarme por el aire que magistralmente entraba por mis pulmones, y que a su paso parecía llevarse cualquier dolor. Y no me refiero a dolor físico, quiero decir que mi alma estaba por fin sanando.
Y aquí estoy. Sigo maravillandome por el milagro de despertar cada mañana.
Sigo maravillandome por el chico que me sonríe de forma coqueta.
Tengo 18 años, por Dios! Me falta vivir....no puedo darme el lujo de vivir sumida en los ayeres (si, "los ayeres"... fueron tantos!)

Y así fue como desperte... y así fue como comenzé a vivir.

Lo imposible no es imposible... es solo dificil de conseguir.

Operación autorescate.


Aveces mis decisiones eran erróneas, y yo lo sabía.Supe que no era perfecta, y que esas decisiones algún día me llevarían a algo catastroficamente malo.Tal vez no sería tan malo, después de todo.Me la pasaba dañando sin intensión.Muchas veces me desperté en medio de la noche, con una sensación de soledad que me asfixiaba y me enmudecía. Además de eso, tengo que remarcar la extraordinaria capacidad que tenía de dañarme a mi misma, y de meterme en problemas.Un problema me llevaba a otro, y ese problema a su vez me metía en diez más.

Con el tiempo, fui tomando prioridades, abandonando metas, luchando por la ley de la supervivencia.llegué al punto de creer que mejorar era una opción, no una regla, de creer que se podía vivir siempre a mediación de todo, siempre sumida en la mediocridad.

La realidad es que estaba caminando, en círculos y con el rumbo perdido.

Entonces decidí encontrarme aunque en el trayecto tuviera que perder un montón de cosas más. Después de todo, los amigos se iban, algunos por decidión propia, algunos más por muerte, enfermedad, situaciones de la vida que una persona no puede controlar. Los amores y amantes iban desapareciendo, uno a uno. Por decición propia, por convicción, por metas, por huir.

Todo y todos se iban, uno a uno. Así que al final de todo solo quedaba yo.

Quería encontrarme, tenía que hacerlo.


Entonces comenzó el día uno de la operación autorescate. El inicio de sepa el cielo cuantos inicios más habría que tomar. había decidido recorrer el camino con valentía, con audacia, con temor... con todo lo que implicaba ser yo.

Porque me había cansado de ser alguien más que nunca fuí.


Cabe señalar que escribo desde la escuela, sentada en el laboratorio de computo, con el frío quemandome la sangre debajo de la piel! D:


Con la fidelidad de un café.


Las 8.31 pm.
Un Lunes 08 de Febrero.
Las horas pasan lentamente en el silencio de mi habitación.
Mi gran ventana, testigo de mis innumerables días grises, de mis derrumbes y mis reconstrucciones. Es más fácil dar lucha cuando se sabe que la esperanza prevalece.
Esperanza? Había olvidado el significado de esa palabra.
Y no es por que quiera ser negativa, pero como mencioné antes (o mejor dicho, un montón de veces antes), tenía la gran capacidad de meterme en líos amorosos, de romperme, de ser mil, y al final ser yo.
Pero mi ventana era mi gran testigo, quién me vió llorar tu adiós, negar tu perdida y superar tu ausencia.
Era más fácil, porque siempre encontré una manera de sobrellevar el dolor... con otro dolor, si, eso era cierto, pero siempre supe también que encontrar esta manera era solo una forma de disfrazarlo todo. Así que me encontraba con un bonito antifaz, al cual recurría cada que era necesario.
Pero siempre estuve sola. Frente a mi ventana, viviendo lo que venía, luchando lo que venía, superando lo que venía... pero siempre sola.
Sola, con un café. Un café, mi ventana y yo.
Un café en el que aprendí a ahogar cada una de mis pasiones, a dejar ir cada frustración... a sangrar cada dolor. Y cuando lo digo no estoy siendo literal, claro que no. De verdad sucedió todo, y tengo muestras que pueden darle validez a lo que escribo.
Y siempre estuve sola.
Sola con mi único amante. Mi café.

Conversación.


...-Pero dicen que creer de más es casi un pecado.
Algo tan terriblemente patético que es mejor no creer en nadie.
-En nadie?- Preguntó.
-No, en nadie... me refiero a que llega un momento en que eres nada... y nadie.
-Y que es lo que te hace no creer en nadie?-Sus ojos me miraban con la audacia de un investigador que quiere llegar a fondo, al punto de la verdad.

-Bueno pues... no puedes creer en alguien si no crees en ti mismo, por tanto es más fácil mentirte a ti que mentirle al resto del mundo. Es triste cuando llegas al punto en que tu mismo crees tus mentiras.




Experiencias.


En el silencio de mis noches...
para la frialdad de mis dias, que son tantos.
para la oscuridad de mis noches, que son tantos.
Para mi misma, como recuerdo de lo que es la precaución.


Inicio esto sin saber como iniciar.
Las cosas tienen principio y fin, las situaciones tienen principio y fin.
Muchas cosas tienen principio y fin, pero yo misma no sabía cual era mi principio y fin.
Creo que muchas veces he hablado de algunos de mis traumas, de mis problemas, de las cosas y circunstancias que me han hecho ser quien soy.
Y siempre fui yo. Creí que con ser yo misma bastaría para hacer feliz a alguien, para ser la sonrisa de alguien más. Creí que asi era.
Siempre fuí feliz, cautelosamente. Porque mis traumas me mantenían apartada, alejada comódamente de todo aquello que simulara una amenaza para mi seguridad personal. Y después el amor me hizo caer de nuevo. Fue bueno, lo disfruté hasta el último segundo.
Pero como todo tiene un principio y un fin, me encuentro aquí, instalada comódamente de nuevo en mi soledad. Y es que creo que es más fácil asi, porque sola me es imposible dañar a alguien más que no sea yo misma. Es más fácil dañarme a mi misma y pagar yo misma el precio de los daños. Muchas veces lo he pagado, así que una vez más, no importaba.

Y como leí varias veces, bien dicen que los amores hay que experimentarlos en carne ajena, y los quereres en carne propia.

Todo es cuestión de tiempo...



Pasó mucho tiempo antes de que pudiera darme cuenta que dentro de mi habitaba algo más que enojo hacia esa persona que daño mi vida de manera radical. Pasó mucho tiempo antes de que pudiera notar que podría amar de nuevo.

El tiempo pasa y lleva consigo un montón de recuerdos que me hacían evitar amar de nuevo, entregar ese cofre en el que voluntariamente había guardado mi corazón bajo llave para evitar que alguien más lo dañara.
Pero así pasó, el tiempo siguió corriendo y se llevo todo el enojo que había en mi ser.
Podría decirse que el enamoramiento es conocido como una fase de atracción entre dos personas pero esto era algo más que eso.
Esto era el motivo por el que despertaba cada día llena de nuevas ilusiones y anhelos, era la razón por la que soñaba en medio de mis clases, por las que no sentía hambre, ni sueño ni miedo ni nada… solo amor.
Me enamoré como hacía mucho que no lo hacía. Siempre tan cuidadosa, siempre tan delicada, tan pequeña tan débil. Débil porque no podía soportar una desilusión más. Cuidadosa por miedo a que me dañaran como ya lo habían hecho tantas veces antes. Tan pequeña por mis propios miedos.
Pero con él era diferente. El amor era en porciones iguales, ninguno de los dos amaba más que el otro, era como si mi corazón hubiera reconocido en él la otra mitad que siempre había buscado. Es como si tuviera esperanzas de nuevo, como si pudiera hacer todo con solo desearlo. En mi mundo de fantasía, se le llamaba estar enamorado.

El cielo es el límite.


Busqué silencios en mares, y busqué mares en sillones en la esquina de mi habitación y me tope con silencios prolongados donde la imaginación volaba y volaba sin parar.
El cielo es el limite.
Así que si volar con mi imaginación era una opción, definitivamente pensaba tomarla.
Era mucho mejor que perder el tiempo pensando que hubiera sido si nuestro amor no hubiera terminado. Estabas tan lejos de mí...
pero el cielo es el límite!
Podría tocar las nubes, y podría sentir el aire que golpeaba mi cara con tal fiereza que sentía mis mejillas heladas.
Y sentía la sangre que corría por mis venas con tanta vida que daba miedo. Tanto tiempo me dedique a lamentarme por tu perdida, que cuando me dí cuenta te amaba más a ti que a mi misma. Así que decidí volver al inicio de mi vida, donde me amaba más que a nadie y nada. Por lo tanto, creo que considero necesario decirte que me amo más de lo que te amé.
Me amo lo suficiente como para poder mirarte a los ojos y decirte SE ACABÓ. Tal vez aguante muchas cosas, tal vez te amé más de lo que me amé, tal vez no pude contra la distancia, contra las situaciones, contra los pro y contras, pero la realidad es que en mi aquí y ahora tu no existes. En mi aquí y ahora me amo lo suficiente como para decir adiós.

El juego del amor.



















El iba y venía cuando quería, cuando la oportunidad se presentaba, cuando podía.
El iba y venía ilusionandome, jugando un juego cuyas reglas nunca tuve claras.
Así que un día así sin más decidí abandonar el juego.
Había perdido, tu ganaste.
Tú, que tenías a tu disposición mi corazón, y tal vez el de muchas otras más.


Hoy navegando, leía un blog muy bueno de un chico muy fuerte.
Hablaba sobre ella, su amor imposible.
Y recordé tantas cosas.
Y quiero decir que esta nota es para ti. Tú sabes quién eres. Tú sabes donde vives, tú sabes lo que me hiciste. Y no solo hablo del daño, también hablo de las ganancias.
Esto es para ti: quién me enseño que no por amar a alguien puedes obligar a esa persona a que te ame de la misma manera.
Lo siento por no poder dejarte ir...
Cabe señalar que soy prisionera de mi propio juego.
Nunca me gustaron las reglas del juego, el juego del amor es tan raro.
Nunca recibí instrucciones porque nunca encontré un Manual del amor.
Sin embargo aprendí a jugarlo conforme la vida me lo presentaba.
Aprendí la cadencia de besos, la secuencia de abrazos, aprendí las desventajas de la infidelidad y aprendí las etiquetas del amor.
Pero cuando tu llegaste fue como no aprender nada. Todo lo olvidé.
Porque cuando tu llegaste te dí mi corazón y en el iban depositados todos mis conocimientos.
Y ahora que te has ido me he quedado sin ellos, y sin corazón.
así que.. ahora como jugar el juego?

Realidad.


Piensa en mi mientras tomas tu vuelo de vuelta a tu destino.
Piensa en mi cuando encuentres alguien más, y piensa en el corazón roto que dejaste a tus espaldas.

Volví a creer en que esta cosa funcionaría , creo que me equivoqué otra vez.
Tus motivos no los sé. Pero sé los míos.
Y aunque ahora me encuentre llorando desconsolada, porque el amor se ha ido de nuevo creo que dentro de todo estaba acostumbrada.
Sabía que algún día iba a pasar, en fin, así es esto.
Tuve miedo del amor, tuve miedo de volver a amar y apareciste tú.
Tal vez no soy perfecta pero lo intenté por ti.
Trataba de estar a tus horas, trataba de ser cada maldita cosa que necesitabas.
Y te amé. Perdí el miedo, contigo hice una excepción a mi regla de no amar.
Y la verdad es que me equivoqué.
¿Qué hubiera pasado si no te hubiera amado?
¿Igual habría sufrido?
¿Igual habría llorado?
No sé, no lo creo, no me importa, que más da.
El daño esta hecho.
Y mientes cuando dices que no quisiste dañarme. M I E N T E S porque me ilusionaste a sabiendas de que te irías así sin más.
Estoy harta de amar y no ser correspondida como debe ser. Ese es mi problema: Amar de más, entregarme de más, sentirte de más y dejar que tú seas más que yo.
Así que prefiero que esto quede suspendido por un tiempo.


-> En reparación. Estamos trabajando para darle un mejor servicio.